Manuel Sarango

En las últimas seis semanas,  más de 30  inspectores de la Dirección Regional de la Producción de Áncash han  denunciado  ser amenazados de muerte por delincuentes contratados  por  empresarios  pesqueros,  informó el gobernador de Chimbote, Edgar Cobián Giraldo.

Los inspectores han pedido garantías  a la Gobernación  atemorizados  por las constantes amenazas y agresiones  que buscan impedir o coaccionar su trabajo  en cuanto  al control  de  calidad y tamaño de la pesca.

Asimismo, Cobian Giraldo sostuvo que las denuncias se registraron en el Muelle Municipal y Cridani.

Lea más noticias de la región Áncash