Conozca la labor del Frente Policial Huallaga

Durante el presente año se ha creado dos comités que contribuyen a facilitar el trabajo policial: el Comité de Inteligencia y el de Prevención de Crisis.
Referencial

El Frente Policial Huallaga es una importante unidad de la estructura organizativa de la Policía Nacional del Perú. Cumple con las políticas del Estado Peruano, en lo que respecta a orden interno y seguridad ciudadana, funciones netamente operativo-policiales. También enfatiza el planeamiento estratégico y táctico, e involucra a todos los sectores e instituciones comprometidos en garantizar la paz y el desarrollo.

Durante el presente año ha creado dos comités que contribuyen a facilitar la labor policial. Uno de ellos es el Comité de Inteligencia, integrado por analistas y agentes de inteligencia provenientes de los diferentes órganos de inteligencia del Sistema Nacional de Inteligencia, con el apoyo de los órganos de inteligencia del Frente Policial Huallaga, de las Direcciones Especializadas de la PNP (Dirincri, Dircote, Dirandro), así como de la Dirección de Policía de Carreteras y Policía Aérea.
 
Los integrantes de este comité se reúnen permanentemente y durante la semana evalúan la problemática de orden interno y seguridad, aportando informaciones, haciendo conocer los resultados de la acción operativa planeada y exponiendo las previsiones en el campo de la inteligencia.

Esta acción planeada comprende la ejecución de operaciones de búsqueda, seguimiento y captura de sospechosos, siguiendo el principio de investigar para detener, en coordinación con el Ministerio Público para su inmediata judicialización.

El otro comité es el de Prevención de Crisis. Su propio nombre define la razón de su creación; es decir, la prevención de situaciones críticas que pudieran poner en riesgo la seguridad ciudadana y gobernabilidad en la jurisdicción.

Zona de emergencia

Con autoridad, el general Whitman Cayo Ríos Adriánzén, jefe del Frente Policial Huallaga, a cargo de las operaciones policiales en el Alto Huallaga, tiene a cargo la zona llamada de emergencia, pues así lo dispone el Gobierno supremo en los sucesivos decretos, que considera áreas geográficas cuyo control en situaciones normales debería depender de las Direcciones Territoriales de la Policía de Ucayali, Huánuco y San Martín.

Somos conscientes que todo esfuerzo será insuficiente, si los delincuentes que pululan en la zona disponen ingentes recursos económicos provenientes de ilícitas actividades, siendo una de las tareas de la PNP la de contribuir a recortar las “mangueras abastecedoras”, en el caso del tráfico ilícito de drogas en coordinación con la Dirección Antidrogas, el desvío de los insumos químicos y productos fiscalizados empleados para la elaboración de drogas, así como de “dinero sucio”.

En los casos de lavado de activos; en coordinación con la DIRANDRO, en su calidad de Dirección Especializada de la PNP, ejecutan operativos de interdicción en las zonas del Huallaga, pero a veces es insuficiente para combatir a las grandes mafias que están enquistadas en diversos sectores donde se existe hoja de coca y terrorismo.
 
Por ejemplo, es de público conocimiento que existe una recompensa para la captura del terrorista Florindo Eleuterio Flores Hala, alias ‘Artemio’ o ‘Viejo’, cuyo monto es de hasta US$ 5.5 millones, por un lado, y casi S/. 1.5 Millones, por otro, recompensa que se otorgará al o a los ciudadanos –no a las fuerzas del orden- que faciliten su ubicación y captura.

También es cierto que el llamado camarada “Artemio”, maneja cantidades superiores a esas cifras, producto de su nefasta e ilegal alianza con los traficantes de drogas, así como del cobro de ‘cupos’ a los madereros y a cuanto empresario se cruce en su camino. Con ello tiene compradas las conciencias de algunas personas de los centros poblados menores que lo protegen.

En este caso, la labor del General Whitman Cayo Ríos Adrianzén no es netamente administrativa; es fundamentalmente operativa en atención a las disposiciones del Comando Institucional, pues los policías peruanos que llevan años en esta lucha saben que hay que atacar al peón, al alfil, al caballo, a la torre, etc., si queremos referirnos al popular juego de ajedrez, sin que ello signifique que se viene dando la posición del rey al villano, sanguinario y cruel delincuente al que la policía hace referencia constantemente.
 
En dialogo con RPP Noticias, el jefe del Frente Policial Huallaga, indicó que se debe entender que, para ganar este ‘juego’ se debe orientar los esfuerzos a la cabeza de esta organización y desbaratarla como exige la ciudadanía.

Podemos discutir si va primero la estrategia y después la táctica, o viceversa, pero lo que no podemos discutir es que si deben darse –en cualquier orden- desde la comodidad del trabajo administrativo o en el lugar de los hechos o zona de operaciones, lugar en el que valientes policías nacionales y miembros de las Fuerzas Armadas, con el apoyo de la población que rechaza la violencia, trabajan día a día, codo a codo, para desterrar de una vez por todas la violencia enquistada en nuestro país.

A la fecha se han puesto tras las rejas a 18 personajes vinculados al terrorismo, mandos políticos y militares, así como apoyos logísticos y de comunicaciones.

Lea más noticias de la región Huánuco