Exhortan a no caer en actos vandálicos durante juegos de carnaval

El fiscal de Prevención del Delito recordó que el Código Penal tipifica como falta o delito la agresión que se pudiera provocar a personas ajenas a este tipo de juegos.

El fiscal de Prevención del Delito, Luis Rodríguez Musto, exhortó a la población a que evite actitudes violentas si va a jugar carnaval.

 

Pidió que se tenga en cuenta que el Código Penal tipifica como falta o delito, según sea el caso, la agresión que se pudiera provocar a personas ajenas a este tipo de juegos.

 

El fiscal aconsejó a las personas que resulten agredidas por estas prácticas a acudir inmediatamente a la comisaría del sector o a la Fiscalía Penal de Turno para presentar las denuncias correspondientes.

 

Sostuvo que la Fiscalía de Prevención del Delito trabaja estrechamente con las municipalidades y la Policía Nacional del Perú (PNP), en aras de evitar la comisión de delitos como consecuencia del juego con agua.

 

Con ese objetivo indicó que ya se han visitado las comisarías de La Victoria, Apolo, Breña, Rímac, San Miguel y las de otros lugares donde pudieron ocurrir actos vandálicos y se ha comprobado que sí se han establecido planes estratégicos para prevenirlos.

A su juicio, a partir del año 2006 se ha registrado un cambio de actitud en los juegos de carnavales pero aún se requiere más trabajo de concientización.

 

Rodríguez Musto recordó que arrojar un globo o balde con agua a terceras personas que no participan del juego es considerado como una falta en el artículo 443 del Código Penal, sancionable con prestaciones de trabajo comunitario de 10 a 15 días.

 

Empero, en caso de provocar una lesión esto se sanciona hasta con ocho años de pena privativa de la libertad.

 

Y si se diera el caso de que un transeúnte es lanzado a un pozo con agua o lodo, este hecho, además de implicar el delito de lesiones, es considerado un atentado contra la tranquilidad pública, también sancionable con ocho años de cárcel.

Indicó que además se pueden producir casos de tocamientos indebidos en contra de las mujeres con el pretexto del carnaval, lo cual está sancionado en el artículo 176 del Código Penal con una pena de hasta cinco años de prisión y si se trata de una menor la pena es de hasta ocho años de cárcel.