Familia de peruano muerto en Venezuela pide ayuda a la Cancillería

Los padres de Pompeyo Miguel Ramírez García, secuestrado y asesinado la semana pasada, desean repatriar el cuerpo y enterrarlo en el país.
Foto: Reniec
Los padres del ciudadano peruano Pompeyo Miguel Ramírez García, secuestrado y asesinado la semana pasada en la ciudad venezolana de Táchira, acudieron esta mañana a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores para pedir ayuda.

María García y Pompeyo Ramírez, quien fueron recibidos por un funcionario de la Cancillería, desean repatriar el cuerpo de su hijo y, así, poderlo enterrar en el país.

Como se recuerda, el peruano, de 27 años de edad, fue hallado muerto en el estado de Táchira, en Venezuela, la semana pasada junto a otros nueve cuerpos. Presuntamente, fue plagiado presuntamente por un grupo armado cuando jugaban un partido de fútbol.