Foto: RPP/Henry Urpeque

Los extorsionadores se encuentran decididos a todo para lograr cometer sus fechorías. Nuevamente un transportista sufrió la quema de su auto por negarse a pagar un cupo de dinero en Chiclayo. 

El vehiculo de placa CC- 3411, fue encontrado hecho cenizas a inmediaciones de la vía de evitamiento, en el pueblo joven Teresa de Calcuta, por un grupo de vecinos de la zona. Los agentes policiales llegaron al lugar para tratar de detener el fuego junto a los bomberos.

Además, llegó la dueña Matilde Crisanto Tantarico, quien refirió que desde hace una semana su auto le fue robado al chofer que contrata, cuando llevaba una carrera al centro comercial Real Plaza.

Desde ese entonces, los delincuentes se comunicaron con ella para exigirle el pago de una fuerte suma de dinero, hecho al que no accedió y  preferió denunciar el robo ante la Deprove.

Los delincuentes al no obtener resultado de sus chantajes optaron por llevar el auto Tico hasta una zona descampada para prenderle fuego y huir con rumbo desconocido. La unidad fue trasladada hasta la sede de la Divincri para las investigaciones del caso.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional