Ley Procesal de Trabajo permitirá avanzar del siglo XIX al XXI, afirman

La nueva ley permitirá acelerar el proceso y en conscuencia, reducir el costo para los afectados.
Foto: Andina
Con la nueva ley procesal de trabajo "hemos avanzado del siglo XIX al siglo XXI" debido a que permitirá acelerar el proceso judicial y hacerlo con menos esfuerzo, aseguró el ex ministro de Trabajo Mario Pasco Cosmopolis en Ampliación de Noticias de RPP.

"Es un cambio de sistema procesal, dejamos el escrito, de procesos en papel, para pasar al proceso oral. Que es como el que vemos en la televisión, en los juicios americanos en que las partes están presentes, el juez interroga directamente y que todo debe hacerse en audiencia, incluso debe emitirse la sentencia la final de la misma audiencia", explicó.

Además, la tecnología también tendrá un papel fundamental debido a que se utilizarán medios electrónicos, las audiencias serán filmadas y las notificaciones no existirán porque se harán en presencia de la autoridad correspondiente.

No obstante, Cosmopolis mostró su respeto por las salas laborales y sostuvo que en general los jueces de este ámbito en el Perú están bien capacitados por lo que aseguró que el estado actual de los procesos en el país no se debe a ellos.

Asimismo, señaló que existen problemas con trabajadores que temen enfrentar algún problema ante la Justicia debido a que las consecuencias pueden ser perjudiciales para su persona.

"Sobre todo cuando se trata de trabajadores poco informados, en empresas donde no hay sindicatos y en cuando lo que se discute o la infracción es de pequeña monta en la cual es muy difícil que un abogado tome una causa para llevarla al Poder Judicial para litigar por 500 o mil soles, que para el trabajador puede ser una fortuna, pero para el litigante es poca cosa", precisó.

Por ello, aseguró que la nueva Ley Procesal de Trabajo traerá grandes beneficios debido a que se caracteriza por su oralidad, donde el protagonismo pasa del abogado al trabajador. Además, la celeridad del proceso permitirá que el afectado no lo abandone gracias a que demandará menos esfuerzo y dinero para el afectado.