El ministro del Interior, Daniel Urresti, ofreció que desde noviembre próximo Chimbote (región Áncash) contará con 500 policías más, que se sumarán a los mil agentes que actualmente brindan servicios en esta ciudad.

El ministro consideró que dados los altos índices de crímenes registrados en Chimbote, la cantidad de policías que venía laborando era insuficiente. Asimismo opinó que los 69 patrulleros que enviaron meses atrás tampoco se dan abasto y anunció la entrega de otros 35 patrulleros.

Además, para combatir la microcomercialización de drogas se implementará la “terna policial”. Se trata de agentes de civiles camuflados.  El ministro exigió a las autoridades policiales realizar operativos, pero en zonas de alta incidencia delictiva.

El máximo representante del Interior se reunió con las autoridades de Chimbote, para tratar el tema de seguridad. Acudió la fiscal decana Nancy Moreno, los gobernadores y los alcaldes de Santa y Coishco. Los ausentes fueron los alcaldes de Chimbote, Alberto Enriquez y de Nuevo Chimbote, Francisco Gasco.

Las autoridades pidieron al ministro reforzar las áreas de Inteligencia policial. Asimismo se dispuso que un grupo especializado de homicidios llegue a Chimbote para ayudar a resolver los crímenes cometidos y dar con los responsables.

Lea más noticias de la región Áncash