Internet

Si hay un lugar que traduce la historia y la cultura de la provincia de Yungay (Áncash) es, sin duda, el museo de Arqueología, Antropología e Historia Natural de Yungay, el cual se encuentra ubicado en el distrito de Ranrahirca.

Aquí encontramos muestras de cerámicas de las diferentes culturas: Recuay, Huari, etc. y  representaciones de la  flora y fauna de la costa, sierra y selva peruana, además, de un extenso jardín botánico que es admirado por las plantaciones de quino, árbol que simboliza la riqueza vegetal de nuestro país.

Sin embargo, todo podría perderse si las autoridades del Ministerio de Cultura no le dan importancia al grave problema que afronta este lugar, considerado patrimonio cultural de Yungay.

Un museo de alto riesgo por su antigua infraestructura

En el año 2009 Defensa Civil declaró inhabitable el museo debido al alto riesgo que constituyen  sus precarias instalaciones y a la falta de mantenimiento, pues su infraestructura es una de las pocas que ha sobrevivido al aluvión que se produjo en Yungay en el año 1970.

El director provincial del Ministerio de Cultura de Yungay, Víctor Rodríguez Linares refiere que en reiteradas oportunidades ha solicitado la intervención del Ministerio de Cultura para que tomen acciones que ayuden a conservarlo, pero lamentablemente hasta la fecha solo han demostrado su desinterés.

“No podemos dejar que se pierda nuestro museo. Por el momento hemos restringido las visitas y se ha despedido al personal especializado.” expresa Rodríguez, quien mencionó que de manera prioritaria se necesita reparar el techo de eternit.

El emblemático árbol de la quina en el jardín botánico

Rodríguez explica que existen muchas razones para luchar por conservar este patrimonio cultural. Una de ellas es conseguir que las dos planataciones de quina, árbol emblemático de nuestro Escudo Nacional, se reproduzcan en el jardín botánico que han instalado.

Según indica son los únicos que existen en Áncash y refiere que fueron traídas en el mes de febrero desde el caserío cajamarquino de Cascarilla. Actualmente hacen todos los esfuerzos para que puedan aclimatarse y sobrevivir, motivo por el cuel se les ha creado un microambiente.

Manifiesta, además, que la siembra de quinas forma parte de un proyecto que ha iniciado el Instituto de Investigación Científica por la Ruta del Árbol de la Quina, el cual ha se ha proyectado  que para el 2021 cada Plaza de Armas del País tenga al menos una planta de esta especie. por ser un símbolo de la riqueza vegetal del país que se encuentra en extinción.

La quina se ha convertido en uno de los principales atractivos de Yungay y así como ella, que seguramente profundizará sus raíces y crecerá majestuosa, el museo también espera tener la oportunidad de  seguir viviendo, no permitamos que colapse.

Por: Yanet Reyes

Lea más noticias de la región Áncash