Profesores del Sutep se encadenan en catedral de Chiclayo

Hasta el momento se han perdido 500 horas de clases, informó el gerente regional de Educación, Edilberto Bardales Román.

Los profesores agremiados al Sutep en Chilcayo, se encadenaron en una reja de la iglesia catedral Santa María de Chiclayo demandando mejores salarios y el pago de algunas bonificaciones postergadas por más de 10 años.

Los profesores ingresaron al parque principal de la ciudad y rodearon la plaza, luego se encadenaron en el frontis de la iglesia. Con pancartas en mano, exigían el pago del 30% que les corresponde por preparación de clases.

La policía tuvo que utilizar gas pimienta para dispersar a los manifestantes. El secretario Domingo Hurtado precisó que ya son 11 mil los maestros que se han unido a la medida de lucha que se mantiene firme en las calles durante 13 días.

“Nuestra plataforma de lucha es justa, cada vez se suman más maestros, no vamos a esperar un anuncio después del 28 de julio. Queremos que el Gobierno nos escuche ahora” enfatizó.

Mientras tanto, el gerente regional de Educación, Edilberto Bardales Román lamentó esta situación y dijo que los manifestantes "deberán deponer sus actitudes que están perjudicando el dictado de clases".

“Es lamentable ya van más de 500 horas lectivas perdidas, los niños no van a tener vacaciones y van a tener que estudiar los sábados para recuperar sus clases, espero que depongan sus actividades en breve” señaló el funcionario.

Sin embargo, los docentes expresaron que su medida es firme y radicalizarán sus medidas de lucha en los próximos días.

Lea más noticias de la región Lambayeque