Refuerzan seguridad en Paracas para evitar asaltos en Año Nuevo

Un grupo de 15 turistas, entre los que había cinco brasileños y dos italianos, fue asaltado ayer por cinco sujetos cuando se desplazaba entre la zona de la Catedral y la plaza Yumaque.

 

Las autoridades peruanas reforzaron la seguridad en la Reserva Nacional de Paracas, ubicada en la costa 250 kilómetros al sur de Lima, durante el fin de semana de Año Nuevo para evitar que se repita el asalto sufrido este jueves por turistas en ese lugar.

Un comunicado del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) informa que se ha asignado una camioneta con tres guardaparques, que estaban destinados a otro lugar en Lima, para patrullar en forma permanente la reserva natural ubicada en la provincia de Pisco, en la región Ica.

Asimismo, "la Policía Nacional a través de la Comisaría de Paracas (distrito al que pertenece la reserva) se comprometió a asignar una unidad de la policía de carreteras para resguardar la reserva a partir de hoy para evitar estos actos delictivos", agrega el documento.

Ayer un grupo de 15 turistas, entre los que habían cinco brasileños y dos italianos, fueron asaltados por cinco sujetos cuando se desplazaban entre la zona conocida como la Catedral y la playa Yumaque, dentro de la reserva natural.

Este tipo de ataques se habían vuelto frecuentes en Paracas debido a que se trata de una zona desértica frente al mar, con escasa vigilancia, pero muy visitada durante todo el año para conocer la fauna marina que vive en las islas que se encuentran en la reserva.

El comunicado del Sernanp agrega que los operadores turísticos han asumido el compromiso de cumplir las disposiciones adoptadas por la jefatura de la Reserva Nacional de Paracas, así como informar sobre cualquier actividad sospechosa que pueda poner en riesgo la integridad de los visitantes.

EFE