RPP/Rolando Gonzales

Unas 500 personas inscritas en los registros de la Oficina Municipal de Atención a las Personas en Discapacidad (OMPAPED) de Trujillo, mostraron interés en acceder a un crédito blando y realizar actividades productivas que les permitan obtener ingresos económicos.

Los discapacitados que reciben sesiones de fisioterapia para aliviar dolores y evitar la progresión de ciertos males en la oficina de Derechos Humanos, anunciaron que esperan que se concrete el convenio que suscribirá el municipio provincial con la Caja Municipal de Ahorro y Crédito de Trujillo.

Esto para multiplicar sus posibilidades de desarrollo en sus pequeñas empresas y dejar de ser una carga para sus familias.

Lea más noticias de la región La Libertad