Un joven de 19 años, identificado como David Chuquimanga y vestido como un sargento del Ejército, fue intervenido por efectivos policiales en la Plaza de Armas de Tumbes, región del mismo nombre, por encontrarse en actitud sospechosa, al costado de una pileta.

El muchacho se puso nervioso al ser consultado por el uniforme, por lo que fue llevado a la comisaría de San José.

El sujeto dijo que un sargento de apellido Linkol le prestó el uniforme porque quería sorprender a su enamorada, quien tenía la ilusión de verlo vestido como soldado.

Chuquimanga pidió disculpas al Ejército peruano y dijo desconocer que este hecho está penado.

Lea más noticias de la región Tumbes