Siete miembros de la familia Muñoz también están infectados y han dejado de trabajar. | Fuente: RPP

La familia de José Muñoz ha asumido una deuda de más de 150 mil soles para salvarle la vida luego que se contagiara del nuevo coronavirus. Él fue internado el 20 de junio en la clínica Valle Sur tras presentar fiebre y problemas al respirar, producto de la enfermedad.

Giannina Muñoz contó que su padre presentaba algunos síntomas leves de un resfrío. En la segunda semana de julio dio positivo a la prueba rápida de descarte de la COVID-19 y su salud empeoro rápidamente.

En un primer momento, él fue llevado al hospital regional Honorio Delgado Espinoza pero no consiguió una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos. El hospital de referencia ya había colapsado debido a la gran cantidad de pacientes que llegan contagiados con el nuevo coronavirus.

Los médicos le indicaron que tenían que esperar una lista de 40 personas que estaban aguardando por una cama UCI antes de internar a su padre en el hospital regional. Con el fin de salvarle la vida, los familiares lo llevaron a una clínica particular.

En la clínica Valle Sur le pidieron una garantía de 50 mil soles antes de atender a su padre. La familia tuvo que pedir un préstamo para asumir la atención del paciente, quien permanece internado en la Unidad de Cuidados Intensivos por más de 20 días.

En la última semana, la clínica envío una pre-fractura por una deuda de 150 mil soles por los días internados. Giannina Muñoz estima que al final del tratamiento para la recuperación de su padre, la deuda supere los 200 mil soles, un monto impagable para la familia Muñoz Ccallo.

a familia solicitó al Seguro Integral de Salud (SIS) asumir parte de la deuda para salvarle la vida a José Muñoz, quien evoluciona favorablemente al estar internado en la clínica privada.

La familia internó a José Muñoz en una clínica porque hay listas de 40 personas esperando por una cama UCI. | Fuente: RPP

El adulto de 57 años se habría contagiado cuando retornaba a su vivienda ubicada en la urbanización Villa Eléctrica en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero, donde un grupo de ambulantes ocupó la vía pública tras el cierre de la plataforma comercial Andrés Avelino Cáceres.

Siete miembros de la familia Muñoz Ccallo también resultaron contagiados con el nuevo coronavirus. Ellos dejaron de trabajar debido a la enfermedad y al Estado de emergencia y no tienen ingresos para asumir la deuda que supera los 150 mil soles.