Calabazas pueden ser un riesgo para la salud de los niños. | Fuente: RPP | Fotógrafo: RPP

La fiscal de Prevención del Delito, Cecilia Ampuero, manifestó que por la fiesta de Halloween se debe tener cuidado con los disfraces, en especial con las mascaras, calabazas de plástico o canastas en las que los niños recogen sus golosinas. 

Estos objetos deben tener  autorización sanitaria, y se debe evitar comprar aquellas que tengan colores llamativos porque pueden tener plomo o tolueno, dañinos para la salud de los niños.

Respecto a las golosinas, Ampuero explicó que hay que ser más cuidadosos para evitar que los niños se intoxiquen.

"En primer lugar verificar si cuenta con el registro sanitario nacional y en segundo lugar ver la fecha de vencimiento. Si no tienen estas dos cosas, mejor no comprar porque pueden provocar grave daño a la salud de los niños", dijo Ampuero.

Agregó que las personas que salgan a divertirse a las fiestas de Halloween o por el Día de la Canción Criolla, deben evitar exponerse a locales inseguros.

"Verificar si el local cumple con tener el certificado de seguridad ortorgado por los municipios distritales y además, verificar el aforo, si el local está lleno o ha superado su capacidad, no ingresar", indicó la fiscal.

El mismo 31 de octubre habrá operativos para garantizar la seguridad de las personas que acuden a locales de diversión ubicados en zonas concurridas como la calle San Francisco y la avenida Dolores.

¿Qué opinas?