El microbús permanece estacionado frente a un puesto de salud, a metros de la comisaría La Noria, hace tres años. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

En un nido de ratas y guarida de delincuentes se ha convertido un microbús abandonado en los exteriores de un centro de salud de urbanización La Noria, en Trujillo, y que desde hace tres años es el dolor de cabeza para los padres de familia que temen por sus hijos.

El ómnibus de la empresa Libertad estuvo implicado en un accidente de tránsito donde falleció una persona. El comisario de La Noria, comandante PNP Marco Antonio Quezada, explicó que el Poder Judicial aún no resuelve el caso, por lo que permanece en la zona.

En tanto, además del peligro, los vecinos deben soportar olores nauseabundos pese que los efectivos de la comisaría lo limpian frecuentemente, según el comisario.

Lamentó que al igual que este bus, existen otros 10 vehículos en su comisaría que no pueden ser retirados debido que están a la espera de la decisión del Poder Judicial.

¿Qué opinas?