| Fuente: AFP

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Nadie debería alegrarse del triste destino de dirigentes políticos que han contado con la confianza ciudadana y hasta encarnado nuestra nación y que ahora se ven implicados en graves acusaciones de corrupción. Pero tampoco nadie debería ser indulgente con quienes han faltado a sus promesas, agravando la falta de credibilidad de nuestras instituciones y desviando a sus bolsillos dineros destinados al desarrollo del país y la lucha contra la pobreza.

Es inevitable hacerse esa doble reflexión cuando nos vemos confrontados a las imputaciones de la Fiscalía contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y contra Luis Nava, exsecretario de la Presidencia bajo el segundo mandato de Alan García.

La Sala de Apelaciones ratificó la prisión preliminar impuesta a Kuczynski, quien atribuyó a la Comisión Lava Jato y a deficiencias de la Unidad de Inteligencia Financiera la destrucción de su reputación.

Respecto a Nava, IDL Reporteros ha difundido hallazgos que habrían sido hechos en la memoria digital de la empresa Odebrecht, según los cuales más de cuatro millones de dólares habrían ido a sus cuentas personales. Esos sobornos han sido financiados con el robo del dinero de los peruanos, a través de adendas, sobrecostos y arbitrajes trucados relativos a grandes inversiones públicas.

Pero, ¿por qué un Secretario de la Presidencia, que no tenía capacidad de tomar decisiones, recibiría esa cantidad de dinero? Gustavo Gorriti ha afirmado que el único poder del que disponía Nava era su cercanía con Alan García. Víctor Andrés García Belaunde ha dicho con ironía: “Se sienten pasos”. Alan García, más sobrio que en los últimos tiempos, se ha limitado a decir vía tweet que esperará los descargos de Luis Nava y Miguel Atala, así como las declaraciones de Jorge Barata, previstas la semana próxima.

Relanzamiento de Fuerza Popular

Tal fue el día elegido por Fuerza Popular para anunciar su renovación y el lanzamiento de Compromiso por el Perú. El discurso de fondo lo pronunció el congresista Luis Galarreta, que sin embargo está asociado con la confrontación. Fuerza Popular parece retornar a una idea de la acción política que consiste en considerar al otro como “enemigo”, que habría promovido la prisión del líder histórico del fujimorismo Alberto Fujimori y la de lideresa actual, Keiko Fujimori. Galarreta arremetió contra la voluntad perversa que habría inspirado el ministerio de educación, confirmando que Fuerza Popular ha optado por renovarse a través de una opción conservadora que corresponde, es cierto, a la preocupación de muchos padres de familia.

Notre Dame en llamas

Mientras tanto, el mundo entero se vio impactado por un incendio producido en la catedral de París, Notre Dame. Más de 600 bomberos se esforzaron durante nueve horas para impedir que el fuego afectara la estructura del monumento más visitado de Europa. Notre Dame es una de las grandes expresiones de la arquitectura gótica, origen de la Universidad de La Sorbona y depositaria de tesoros artísticos acumulados durante más de 862 años, así como de reliquias traídas de Tierra Santa durante las Cruzadas, aborrecidas en el mundo arabo-musulmán. Pero es también un foco de espiritualidad y una expresión del genio del cristianismo, presente en Francia desde el siglo II de nuestra era, cuando se estableció la diócesis de Lyon.

La policía prioriza la pista de negligencia de los trabajos de renovación en el momento de retirar estatuas metálicas del techo. Sin embargo, el arquitecto jefe ha afirmado que a la hora del inicio del incendio ya no habían trabajadores en la Catedral. Entre las lecciones dejadas por el terrible incendio figura el daño que pueden hacer políticos irresponsables como Donald Trump que recomendó vía tweet el uso de aviones bombarderos de agua. Al parecer, nadie informó a Trump que esos aviones no pueden volar sobre ciudades y que su descarga (6 toneladas de agua por segundo) hubiera podido destruir el techo de la Catedral.

Las cosas como son

¿Qué opinas?