Gastón Garatea: Pido que no me apuren

Sobre su viaje de mañana a Cajamarca, el facilitador del diálogo dijo que espera conversar con la población aledaña a las lagunas y reservorios en Celendín.

El padre Gastón Garatea, quien junto al sacerdote Miguel Cabrejos es facilitador del diálogo en Cajamarca, pidió que no se "apuren" las negociaciones, al sostener que es un tema delicado que debe hacerse bien.

De igual forma consideró que el Gobierno no debería "apurarse" en designar a sus representantes.

"No hay que apurar, lo único que pido es que no me apuren, porque esto tiene que hacer bien, tenemos que pensar mucho a quién nombramos, qué decimos, qué cosas proponen", expresó en declaraciones a RPP Noticias.

Sobre el viaje que emprende mañana miércoles a Cajamarca dijo confiar en que todo transcurra con tranquilidad y que se pueda conversar con la población aledaña a las lagunas y reservorios en Celendín, lo mismo que con la dirigencia de la región norandina.

"Hay gente que me está apurando, el periodismo en eso no tiene criterio", insistió.

Garatea brindó estas declaraciones tras concurrir a la Universidad del Pacífico donde se desarrolló el foro sobre inclusión social y programas de apoyo a la primera infancia.