Hasta cuatro años de cárcel pueden recibir médicos que abandonen cargos

Abandonar el cargo en el servicio público de salud, configura delito contra la vida, el cuerpo y la salud, sostuvo la fiscal Esther Saldaña.

Penas efectivas de uno a cuatro años de cárcel podrían recibir aquellos médicos del Ministerio de Salud (Minsa) en huelga que abandonen sus cargos sin respetar el procedimiento administrativo en caso de renuncia, advirtió este martes la fiscal de Prevención del Delito, Esther Saldaña.

Luego de realizar visitas de supervisión a diversos hospitales del Minsa en la capital para comprobar si se brinda atención adecuada a los pacientes, la magistrada indicó que si bien hasta ahora no se han reportado casos de este tipo, los galenos deben saber lo que contempla la legislación al respecto.

Refirió que abandonar el cargo en el servicio público de salud, que es considerado esencial, configura delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en la modalidad de abandono de personas  en peligro, según el artículo 125º del Código Penal.

Saldaña recordó que una vez que el médico responsable de un servicio hospitalario formaliza su renuncia debe esperar, antes de dejar el cargo, la aceptación de la misma por el director del establecimiento a través de una resolución -en un plazo máximo de 30 días- y que se designe a su reemplazante.

Una vez aceptada la renuncia, el funcionario debe entregar el acervo documentario y bienes bajo su responsabilidad, precisó en diálogo con la agencia Andina.

Supervisan hospitales

La magistrada refirió que cinco fiscales de prevención del delito recorren a diario los hospitales, a razón de seis locales por fiscal. Hasta el momento –agregó- han sido supervisados los hospitales Santa Rosa, Loayza, Materno Perinatal, San Bartolomé, Emergencias Pediátricas y Ciencias Neurológicas.

En este último nosocomio –anotó- se detectó que los pacientes habían sido trasladados a otros ambientes con el pretexto de que se iba a fumigar el lugar, cuando ello no era cierto, y sin solicitar la autorización de la Dirección del establecimiento de salud.

Ante esta situación, y luego de comprobar que los pacientes estaban bien de salud, la Fiscalía de Prevención del Delito solicitó a la Dirección del nosocomio el informe respectivo para que se tomen las sanciones administrativas contra los médicos que resulten responsables, indicó.

Tras remarcar que las visitas de supervisión a los hospitales continuarán hasta que se levante la huelga, incluso en más de una oportunidad para comprobar que no se desatiendan las áreas críticas (emergencias, cuidados intensivos, operaciones quirúrgicas), la fiscal anunció que desde este miércoles 17 de octubre empezará la inspección en postas y centros de salud.

Andina