Humala niega relación con Partido de Trabajadores de Brasil

En RPP Noticias, el candidato presidencial por Gana Perú dijo que su intención es resolver los problemas del país, sin importar si es un tema capitalista o socialista.
Foto: Referencial

El candidato presidencial por Gana Perú, Ollanta Humala, aseguró que en un eventual gobierno suyo, no permitirá la injerencia de otros países en el Perú, tras haber sido cuestionado por su cercanía con el gobierno de Hugo Chávez y el Partido de Trabajadores de Brasil, de tendencia izquierdista.

En ese sentido, cuestionó que se pretenda causar miedo en la población, haciéndolo ver como si su gobierno fuera autoritario o catastrófico económicamente.

En diálogo con RPP Noticias, dijo que su intención es resolver los problemas del país, sin importar si es un tema capitalista o socialista.

“Nosotros no entramos por ahí, tratamos de resolver los problemas del país, no trato de resolver si es capitalista o socialista, solo sé que en La Oroya los niños respiran plomo”, expresó.

Pidió al electorado, acudir a las urnas “sin miedo” y votar con confianza que hará un gobierno responsable.

“Para nosotros es importante reafirmar un compromiso con la nación (...) y dar una respuesta a la tentativa de campaña de sembrar el miedo en la población diciendo que hay un doble discurso. Esa es la opinión de nuestros adversarios políticos, pero no es un hecho objetivo”, anotó.

Asimismo, negó algún tipo de relación con el Partido de Trabajadores de Brasil, de tendencia izquierdista, por haber contratado a una empresa de asesores brasileños relacionados al ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva.

Aclaró que el comando de campaña de Gana Perú está contratando la asesoría de dos brasileños y un argentino de una empresa pequeña, para hacer un diagnóstico electoral del Perú.

Libertad de expresión
El candidato presidencial reafirmó su compromiso con la libertad de expresión y de prensa en el país. Sin embargo, sostuvo que cualquier planteamiento que haga un eventual gobierno suyo, será el Congreso quien finalmente legisle al respeto.