JNE fallará en favor de revocadores de Villarán, estiman

Exmiembro del JNE Ulises Montoya refirió que el ente electoral tiene un criterio de consciencia y resuelve de acuerdo a principios generales del derecho.

Ulises Montoya, exintegrante del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), afirmó que el máximo ente electoral aprecia los hechos con criterio de consciencia y, por tanto, estimó que fallará en favor de admitir el cuarto lote de firmas presentadas para la revocatoria de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

Como se recuerda, el JNE ha dejado al voto un recurso extraordinario interpuesto contra la resolución que ordenó revisar dichas firmas que han permitido que se alcancen las rúbricas necesarias para el inicio del proceso de revocatoria.

El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) respaldado por la Municipalidad de Lima alegan que la resolución que ordenó revisar el cuarto lote de las firmas debe anularse porque el plazo venció el 5 y no el 6 de julio.

Al respecto, Montoya indicó que efectivamente el plazo para los revocadores venció el 5 de julio, "pero hay que ver todas las circunstancias que han determinado el hecho de que se pretenda no admitir las firmas y (por tanto) no habría revocatoria".

Anotó que el JNE puede decidir respetar la voluntad ciudadana expresada en la cantidad de rúbricas que pasaron el máximo exigido de 400 mil para la consulta popular y, en ese sentido, aceptar como plazo el 6 de julio, pese a que esta fecha no coincide con la originalmente establecida.

"El JNE de acuerdo a la Constitución aprecia los hechos con un criterio de consciencia y resuelve de acuerdo a los principios generales del derecho. Es una instancia de carácter jurisdiccional cuyos fallos no son inapelables ante cualquier otra jurisdicción", manifestó.

Debe saber que:
El abogado del Reniec, Carlos Morán, ratificó que el error administrativo y tipográfico de un funcionario de esta institución, de consignar el 6 y no el 5 de julio como fecha límite para la presentación del último lote de firmas, no genera una situación de derecho a favor de los promotores de la revocatoria.