Oposición calificó legislatura extraordinaria como maniobra política

Javier Velásquez Quesquén dijo que no le temblará la mano para votar por la derogatoria de ley laboral juvenil.

Ante el anuncio del presidente de la República, Ollanta Humala, de convocar a una sesión extraordinaria en el Congreso para este lunes 26 de enero con el fin de debatir la nueva ley laboral juvenil, parte de la oposición calificó a la legislatura extraordinaria como una maniobra política.

El parlamentario Yonhy Lescano, de la bancada de Acción Popular-Frente Amplio, calificó como una reacción tardía la convocatoria a legislatura extraordinario del presidente Ollanta Humala.

“Ya estaba convocada la comisión permanente para el día miércoles, seguramente estaban pensando que la sesión plenaria en el parlamento podría evitar la derogatoria de la ley juvenil (…) Pareciera que están calculando de que pudieran salvar la ley con la votación de todos los parlamentarios”, señaló.

Héctor Becerril, congresista de Fuerza Popular, dijo que el presidente y el Ejecutivo adecúan las cosas a lo que les conviene y no a lo que es mejor para los jóvenes. “Cuando ven que ya tenemos los votos para derogar esta ley en la comisión permanente, ahora convocan a un pleno. Me imagino que unas bancadas afines al gobierno ya han asegurado la votación para no derogar esta ley: eso es un cálculo (...), una jugada política”, sostuvo.

Javier Velásquez Quesquén, congresista de Concertación Parlamentaria, señaló que su agrupación asumirá su responsabilidad y no le temblará la mano para votar por la derogatoria.

“El presidente mal informado le quiere vender al país que esta ley quiere resolver el problema de la precariedad laboral”, dijo.

Por su parte, Daniel Abugattás, de Gana Perú, manifestó que, si se deroga la ley, se pierde la posibilidad de capacitar a los jóvenes. También exhortó a los congresistas que votaron a favor de esta ley y que hoy piden la derogatoria a que asuman su responsabilidad.