San Martín rechazó legalidad de audios sobre caso Chavin de Huantar

El expresidente del Poder Judicial, señaló como un error iniciar investigaciones a partir de interceptaciones de audio ilegales. ´Es un error que subyace y que prolonga la cultura de los chuponeos´, dijo.

El expresidente del Poder Judicial, César San Martín reiteró su rechazo sobre la autenticidad y la legalidad de los audios de una reunión entre representantes del Ejecutivo con la jueza Carmen Rojjasi en el año 2012 en el que se trataba el caso de los comandos Chavín de Huantar.

"En el tema de los audios ya he sentado una posición clara. Rechazo no solo la legalidad y legitimidad, si no la autenticidad de esos audios", dijo en diálogo con RPP Noticias.

Indicó que según sus conocimientos procesales "una prueba de emanación prohibida no otorga credibilidad (...) porque no es indicio (...) para iniciar un proceso".

"Cuando una califica un audio como prueba prohibida tiene dos consecuencias: no darle credibilidad y no admitirlo como evidencia valida en ningún tipo de procedimiento", refirió. 

Asimismo, señaló como un error iniciar investigaciones a partir de interceptaciones de audio ilegales. "Es un error que subyace y que prolonga la cultura de los chuponeos,  hacer investigaciones como consecuencias de chuponeos", manifestó.

Reunión fue pública

De otro lado, el magistrado reconoció que la reunión revelada a través de los audios difundidos el último domingo sí se realizó y que esta fue pública.

Precisó que sus incidencias fueron dadas a conocer en un artículo escrito por el periodista Ricardo Uceda en octubre de 2012. "Esa reunión en principio nadie la ha negado (...) No es una novedad", aseveró.

Explicó que fue necesaria la presencia de Rojjasi, entonces presidenta de la Tercera Sala Penal Liquidadora, puesto que la complejidad del caso exigía su intervención y descartó que haya sido sacada de su cargo por emtir un fallo contrario a los intereses del Estado.

"La no ratificación se produjo antes de la sentencia no después, ergo, no saquen la conlusión inversa, que eso va contra la lógica de las cosas", señaló.

En el caso del ministro de Justicia de entonces, Juan Jiménez, cuya presencia ha sido la más cuestionada, debido a que la demanda de Corte Interamericana  de Justicia fue hecha contra el Estado peruano, afirmó que, en su condición de presidente del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, era su obligación legal participar de la reunión.