Heliconia, liliums y otras especies de flores "parlamentarias" en el comentario de 'Nada está dicho'

El conductor del programa de RPP, Renato Cisneros, cuestionó con ironía el nuevo escándalo sobre compras en el Congreso, tras revelarse que este poder gastará más de 80 mil soles en flores ornamentales.
'Nada está dicho' | Fuente: RPP

El último domingo el programa Punto Final reveló que el Congreso destina S/ 84.800 anuales para la compra de flores ornamentales, y las criticas llovieron nuevamente sobre el legislativo, cuando el escándalo por el plan de compra de televisores de alta gama, frigobares y computadoras de última generación para las oficinas de varios parlamentarios no acaba de pasar.

El conductor de Nada está dicho, Renato Cisneros, dedicó el comentario de este lunes a esta denuncia. Cuestionó con ironía la vocación de "floristas" de algunos congresistas que "sin ningún empacho o sensibilidad al pedido de austeridad del Ejecutivo, mandan a decorar sus oficinas con flores de más de 80 mil soles".

Cisneros recordó las especies del listado que aparece en la orden de compra por “servicios de atenciones protocolares” del Parlamento difundido por Punto Final. Por ejemplo, las de género heliconia, "también llamada platanillo, ave del paraíso o pinza de langosta". O como la de tipo Liliums, "conocida como azucena; de tallo frondoso y fragancia fuerte".

"Por qué no se consiguen unas del Estadio (Nacional) que son las más baratas (...). No contentos con sus contingentes de TV y minibares y de computadoras último modelo, ahora resulta que también necesitan flores", espetó el periodista,

"Ahora, uno puede entender que más para decorar las oficinas, sería para airearlas; para disipar la hediondez que suele haber en el Congreso, para perfumar eso pasillos grises por donde por lo general circulan malas noticias", agregó.

Cisneros precisó que en este caso los congresistas implicados son el presidente del parlamento, Luis Galarreta, el primer vicepresidente Mario Mantilla y el segundo vicepresidente Richard Acuña.

¿Qué opinas?