Alan García en el Congreso. | Fuente: Congreso | Fotógrafo: Victor Vasquez

Descubre el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Durante la semana que comienza seguiremos viendo consecuencias políticas y judiciales de la lucha contra la corrupción. La prisión preventiva de Keiko Fujimori es por ahora el último episodio de un proceso largo y complejo que el año pasado implicó las órdenes de prisión preventiva para los expresidentes Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Entretanto hemos vivido la detención de diversos funcionarios de los últimos gobiernos y la forzada renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuzcynski.

Para que la lucha contra la corrupción sea verdaderamente eficaz hace falta asegurar la independencia de la Justicia, es decir evitar que los intereses políticos condicionen las decisiones judiciales. Y en particular garantizar que no haya injerencia del gobierno, sobre todo si se trata de sanciones contra dirigentes de la oposición. Por eso nada es más negativo para el funcionamiento de nuestras instituciones y la imagen de nuestro país que jugar con el miedo a un golpe de Estado. Sin embargo, el expresidente Alan García ha retomado el tema, refiriéndose a la vez al caso Keiko Fujimori y al caso del Fiscal de la Nación: “El presidente y su primer ministro, después de encarcelar a Keiko Fujimori, exigen al Congreso expulsar al Fiscal de la Nación. Han politizado la justicia. ¿Es un golpe?". El primer ministro César Villanueva se ha sentido obligado a reiterar el respeto a la Constitución y excluir toda forma de ruptura del orden constitucional, de cuyas nefastas consecuencias tenemos demasiados ejemplos a lo largo de nuestra historia. Villanueva ha sugerido incluso que Alan García tendría motivaciones personales (véase judiciales) para promover rumores de golpe.

Informe de la comisión Lava Jato

También el Congreso tiene un papel que jugar en la lucha contra la corrupción. El día de hoy el Pleno discutirá el informe en mayoría, firmado por tres congresistas, de la Comisión Lava Jato. Se sabe que existe también un informe en minoría firmado solo por el representante de Fuerza Popular. La diferencia principal entre los dos informes parece girar en torno a la inclusión o no, precisamente, de Alan García y de Keiko Fujimori, en la lista de personalidades que la Comisión recomienda someter a investigación fiscal.

Esperemos que el debate nos permita saber si el tiempo y los recursos invertidos en la Comisión Lava Jato han producido avances reales y objetivos en el conocimiento de las formas, los montos y los responsables de la corrupción que ha prevalecido en el Estado durante los últimos gobiernos. Siempre es útil recordar que la corrupción significa desviar dinero que en vez de ser invertido a favor de la población termina por enriquecer a algunos empresarios y funcionarios que violan los principios básicos del servicio al país.

Museos en Lima 

La corrupción se expresa en actos pero nace en el espíritu de ciudadanos para los que el dinero vale más que toda otra consideración. Para contrarrestar la inercia de la corrupción conviene celebrar el esfuerzo de las autoridades por educar en valores dentro y fuera de las aulas. Ese es el objetivo de los museos y las bibliotecas: ofrecer elementos de nuestro patrimonio y de nuestra memoria colectiva, capaces de enraizarnos en el esfuerzo que se renueva con cada generación. Por eso corresponde felicitar a la autoridad municipal de San Juan de Miraflores que ha inaugurado ayer un Museo de Sitio y una Biblioteca en el lugar en que se disputó en 1881 la batalla de San Juan. Más de 4,000 de nuestros ancestros murieron en ese lugar porque creían en una República justa. Es también por fidelidad a su memoria que nos corresponde sacrificar intereses particulares en beneficio de la lucha contra la corrupción.

Las cosas como son

¿Qué opinas?