Investigadores de la Escuela de Ingeniería Viterbi en la Universidad del Sur de California han publicado en "Frontiers in Neurorobotics" un estudio que muestra un dedo robótico táctil que puede superar al dedo humano ya que tiene la capacidad de identificar una amplia gama de materiales naturales de acuerdo a su textura.

Este sensor denominado “BioTac”, tiene una apariencia muy similar a la de un dedo humano, ya que tiene una piel suave y flexible e incluso tiene huellas dactilares en la superficie haciéndolo sensible a las vibraciones, las cuales se detectan mediante un hidrófono en el interior del núcleo similar al hueso del dedo.

Dicho robot, diseñado por Jeremy Fishel,  ha sido entrenado en el tacto de 117 materiales comunes recogidos en tiendas de telas, artículos de papelería y de hardware; identificando correctamente el material en un 95% en ocasiones y realizar cinco movimientos exploratorios de manera inteligente.