El retrete de la Estación Espacial Internacional queda fuera de servicio

Debido a mejoras realizadas en la tecnología del baño, el precio que inicialmente era de 19 millones de dólares, subió a los 269 millones de dólares.
Foto: EFE
El retrete del segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional (EEI) ha quedado fuera del servicio debido a un fallo, informó hoy un representante de la NASA.

"No es la primera vez que hay problemas con el baño, pero esto no supone grandes problemas para los tripulantes: en el segmento ruso hay otro váter y, si hay demasiada necesidad, está también el de la nave Soyuz, acoplada a la Estación", dijo la fuente, citada por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

El váter del segmento estadounidense, que está instalado en el modulo-laboratorio "Harmony", es de fabricación rusa, pero fue modificado al añadírsele un sistema norteamericano de regeneración de agua no potable a partir de orina y sudor.

Debido a esas mejoras, el precio del baño, con un costo inicial de 19 millones de dólares, subió a los 269 millones de dólares.

Hasta noviembre de 2008, la EEI contaba con un solo compartimento sanitario-higiénico, como se denomina en la jerga espacial el retrete.

La decisión de instalar un segundo váter obedeció a la ampliación en 2009 de la misión permanente en la EEI de tres a seis tripulantes.

La tripulación actual de la Estación está integrada por los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsov, Fiódor Yurchijin y Mijaíl Kornienko y los astronautas estadounidenses Doug Wheelock, Shannon Walker y Tracy Caldwell.

La EEI es un proyecto con un coste de 100.000 millones de dólares en el que participan 16 países. EFE