Nicole Elliot adoptó a Chester, un can con cancer terminal, y lo salvó de ser sacrificado. Ahora intenta darle el mejor trato posible de cara a su inminente partida.

Elliot, una madre de familia en Georgia y amante de los animales, tiene además planeada una lista de actividades para el viejo perro.

"Vi una publicación donde decía que Chester necesitaba alguien que lo acoja. Decidí que sería una muy bonita experiencia", contó al Daily Mail.

En una página de Facebook se documentan las actividades de la mascota. Chester tiene varios tumores que lo aquejan, aunque Elliot dice que aún lo ve bastante activo. "Aún no sé por cuánto tiempo más seré bendecida con su presencia", culminó.

TE PUEDE INTERESAR

El destino a veces nos pone en escenas insospechadas y nos reencuentra con personas que jamás pensábamos volver a ver.

Posted by RPP Noticias on Viernes, 3 de julio de 2015
Sepa más: