La India, un país con 900 millones de líneas de telefonía móvil

Datos oficiales indican que se alcanzaron los 903 millones de este tipo de líneas gracias a 10 millones de nuevas suscripciones en ese enero último.

 

El muy competitivo mercado indio de las telecomunicaciones crece vertiginosamente en esta potencia emergente, donde las suscripciones a líneas telefónicas móviles acaban de superar los 900 millones.

Datos oficiales difundidos esta semana muestran que en enero se alcanzaron los 903 millones de este tipo de líneas gracias a diez millones de nuevas suscripciones en ese mes, que son el doble de las conexiones inalámbricas totales que existían hace una década.

La cifra, en un país de 1.210 millones de habitantes, puede hacer pensar que el objetivo de una teledensidad plena se acerca.

La realidad es algo distinta: solo el 70 % de las líneas son activas y queda mucho potencial, asegura Mrutyunjay Mishra, portavoz de Juxt, una consultora especializada en el ramo.

Su organismo cuestiona los datos oficiales y calcula que aunque en más de la mitad de los hogares (61 %) hay al menos un usuario de teléfono móvil, solo un cuarto de los indios son usuarios activos.

Este fenómeno  encuentra justificación en la disparidad existente entre los entornos urbanos y rurales.

La teledensidad es mucho mayor en las crecientes ciudades del gigante asiático (168 %) que en el campo (38 %), donde aún habita la mayoría de la población, y también es muy superior en los estados más prósperos que en los atrasados.

Pese a todo, la industria india de las telecomunicaciones ya da empleo de manera directa o indirecta a diez millones de personas, y está previsto que crezca este año un 26 % hasta alcanzar un volumen de unos 75.880 millones de dólares, según datos del sector.

EFE