La nueva versión del sistema operativo Windows permitirá a los usuarios desactivar Internet Explorer y otros programas, anunció Microsoft.

La empresa fue acusada en enero por la Comisión Europea de abuso de posición dominante por la incorporación sistemática de su navegador Internet Explorer en Windows, en perjuicio de otros competidores en el mercado, según informa el diario El Mundo.

"En el caso de Windows 7, ofrecemos a los usuarios más control, flexibilidad y opciones para la gestión de las funciones de las que disponen", dijo un responsable de Microsoft en su blog. "En todas estas funciones se puede cambiar el estado para activar o desactivar", agregó el responsable.

El equipo operativo Windows hace funcionar a cerca del 90 por ciento de los PC en el mundo.

Andina