Unos "avatar" asistirán a pasajeros en los aeropuertos de Nueva York

La Autoridad Portuaria de Nueva York detalló que a partir lanzará un programa piloto que incluye los nuevos dispositivos computarizados en forma de holograma.
Referencial

Los tres mayores aeropuertos de Nueva York, por donde pasan más de cien millones de pasajeros al año, contarán a partir de julio con representantes de atención al cliente virtuales, con un sistema "avatar", que ofrecerán a los turistas información básica automatizada.

La Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, el organismo que gestiona los tres principales aeródromos que sirven a la Gran Manzana, detalló en un comunicado remitido que a partir de principios de julio lanzará un programa piloto que incluye los nuevos dispositivos computarizados en forma de holograma.

Los "avatar", una tecnología que se usa por primera vez en los aeropuertos de EE.UU. y que consiste en una representación gráfica, generalmente humana, asistirán a los pasajeros con información básica en la terminal principal de LaGuardia, en la terminal B de Newark, en el vecino estado de Nueva Jersey, y en la terminal cinco del John F. Kennedy.

Los responsables de los tres aeropuertos han anunciado también que aumentarán el personal que trabaja en los servicios de atención al pasajero en un 20 % para seguir ofreciendo a los turistas información sobre cómo moverse por las terminales y los medios de transporte disponibles para trasladarse a la ciudad.

"Nuestros aeropuertos son el punto de entrada a Nueva York, uno de los centros financieros y culturales más importantes del mundo, y es imperativo que ofrezcamos a los viajeros una experiencia segura y placentera", afirmó el vicepresidente de la Autoridad Porturaria, Scott Rechler.

Entre otras medidas, los responsables de las terminales aéreas lanzarán una nueva campaña para prevenir a los turistas sobre los taxis "pirata", la instalación de nuevas tomas de corriente para que puedan cargar sus dispositivos electrónicos, más lugares para comer y una mejor limpieza de los cuartos de baño.

EFE