Tuvimos a prueba al XIaomi Mi A3 | Fuente: RPP

Los teléfonos de Xiaomi han obtenido una gran aceptación en el público de Latinoamérica, no solamente por precios bajos sino también por excelentes prestaciones incluidas en equipos de gama media y baja. Parte de esa historia ha sido construida en conjunto con Google, la compañía que desarrolla Android y que le permite a la empresa china utilizar, en un equipo, la versión más pura de Android y además recibir actualizaciones de manera más eficiente. En NIUSGEEK hemos tenido a prueba a ese equipo: el Xiaomi Mi A3.

Estas son las especificaciones:

Entendiendo la línea de construcción “Xiaomi”

Hablamos de un equipo que, por todas las esquinas, se exhibe como Xiaomi: una espalda refractante de luz en diferentes direcciones, un panel delantero con “notch” y bordes ligeramente anchos. Sin embargo, este estilo de construcción ya se está posicionando de manera directa como un estilo muy “Xiaomi”, pues todos sus equipos integran estas líneas de diseño. Sí, varias marcas chinas han optado por lo mismo, pero mucho de lo que hemos visto en el catálogo de los chinos este año se parece mucho.

En la parte superior nos encontramos con el puerto para audífonos, mientras que en el lateral derecho se exhiben los botones de volumen y bloqueo. Al otro lado se ubica la bandeja para la tarjeta SIM, y en la base descansa el micrófono, un parlante y el puerto USB tipo C.

En la tapa trasera de este MI A3 se encuentra el arreglo de 3 cámaras junto al flash LED, pero se extraña la presencia de un sensor de huellas. Este integrado ha sido removido y colocado bajo la pantalla en esta edición. Justamente, sobre la pantalla se exhibe el lente delantero, debajo de la bocina para las llamadas.

A pesar de tener bordes de plástico, se siente bien al agarre. El equipo está cubierto por dos capas de vidrio Corning Gorilla Glass 5, y eso lo convierte en un imán de huellas. En el empaque viene un case de gel, así que podrás protegerlo de ese detalle. Sin embargo, no lleva ninguna protección contra el polvo o el agua.

Es un diseño que resume el año en construcción, sin sorpresas ni sobresaltos, casi de manual de estilo.

La poca dignidad de la pantalla

Este año, Xiaomi ha ido en la dirección contraria en el tema del panel: le ha bajado la resolución. Nos encontramos con una pantalla HD+ de 720 x 1560 y una relación de aspecto 19.5:9 en sus 6 pulgadas. Sí, pantalla SuperAMOLED HD.

¿Se nota? Sí, y mucho, pero depende de qué equipo vengas. Si estás acostumbrado a un teléfono 1080, pues es evidente el cambio. Si vienes de un equipo en la gama de entrada, vas a agradecer que sea AMOLED a esa resolución. En mi trabajo, suelo cambiar de gamas constantemente, y choca ver un panel HD+ cuando vienes de un Galaxy Note 10+ o un iPhone 11 Pro Max. Duele.

Se llegan a notar los pixeles en la pantalla HD+ del Mi A3 | Fuente: RPP

Pero nuevamente arrimo el tema a este lado: si vienes de un equipo con menos condiciones que éste, pues no vas a notar que es HD+. Bajo la luz se comporta dentro de promedio, y podría llegar a sorprenderte la visibilidad de íconos bajo sol directo.

Bajo el sol, la pantalla sigue mostrando contenido | Fuente: RPP

Para el visionado de Netflix o YouTube, por ejemplo, no es un panel que vaya mal. En el caso de lecturas por largo tiempo, vas a comenzar a notar que el detalle de las letras no es el mejor. No es un mal panel, pero es raro notar esta resolución en una “gama media”, sobre todo cuando las versiones previas tenían un panel 1080.

El atractivo de Android Puro

Si hay algo que este equipo tiene como elemento atractivo es el software. Android 9 Pie, actualizable a Android 10, viene en la versión más pura que vas a encontrar en la firma. Por si no te habías enterado, Android ONE es un programa que lleva años en el ecosistema de Google, y les concede a las marcas el derecho de construir terminales con Android Vanilla Stock, la configuración “A lo Pixel”.

Launcher, íconos, gestos, menús y todo lo que vemos en la versión pura desarrollada por Google, se nota en este equipo.

¿Qué beneficio tiene? Pues el actualizar de manera más veloz la versión del sistema operativo. En función al calendario, este Mi A3 debería dar el salto a 10 a finales de año, pero mantiene un programa de 3 actualizaciones y el soporte para parches de seguridad.

Adicional a eso, el sistema viene libre de configuraciones de Xiaomi. No hay rastro de MIUI o cualquier otro tinte de personalización. Incluso el teclado, los fondos de pantalla y la manera en la que gestionamos todo está libre de capas pesadas de “identidad Xiaomi”.

Una cámara que sorprende

Tenemos un arreglo de tres lentes en la espalda, y debo decir que no hacen un mal trabajo para nada. Tuve la chance de llevarme este equipo a un viaje a Nueva York y, si bien la ciudad es muy fotogénica, el equipo logró un resultado muy bueno.

Toma con el lente gran angular del Mi A3 | Fuente: RPP
El teleobjetivo altera ligeramente los bordes | Fuente: RPP

Incluso de noche el equipo parece estar dentro de lo que uno espera en esta gama, pero añade un ligero boost en los colores cuando veos las fotos en la pantalla AMOLED. De lejos, mi lente preferido de los tres ha sido el gran angular.

Toma con el lente gran angular del Mi A3 | Fuente: RPP

El punto débil es la poca luz. Si bien habilita un modo nocturno, hay algunos barridos. Ojo, hablo del uso de la aplicación nativa, nada de GCam. Con esta otra opción, el tema mejora. Sin embargo, prefiero dejar en el modo natural las pruebas, pues la mayoría de los usuarios va por esa opción.

El lente angular pierde algo de definición en la noche | Fuente: RPP
Foto con lente principal tomada con HDR | Fuente: RPP

El equipo también cuenta con modo retrato, y parece que hace un buen trabajo.

Foto con el modo retrato | Fuente: RPP

La cámara delantera va bien, pero a veces carece de detalle. De noche, sufre mucho para lograr buenas fotos. Quédate quieto cuando quieras fotografiar con ese lente.

Para video, este equipo es capaz de grabar en 4K a 30 cuadros, pero añade un modo de 1080p a 120fps y 720p a 240fps, algo que podríamos aprovechar para clips en Slow Motion. Incluso, tenemos la posibilidad de estabilizar en post producción el resultado.

Hay que conceder siempre en rendimiento

La valla del Snapdragon 665 nos sitúa en una gama media con capacidades más fuertes, pero el cuello de botella de los 4Gb de RAM nos reacomoda. No es un equipo que vaya lento, y de hecho levanta juegos un poco más pesados, pero vas a notar un ligero “lag” en el comportamiento general.

Por ejemplo, cuando queremos ver una foto que acabamos de tomar, el paso entre la aplicación de fotos y la galería demora un poco, y se siente como falta de reconocimiento de toque en pantalla. Parece ser una combinación de ambos en cierta medida.

En el caso de los juegos, el Adreno 610 levanta juegos como PES 2020, pero la transición entre momentos del partido muestra esta reacción poco efectiva al toque y al paso de escenas.

Respecto a la seguridad, el equipo puede ser desbloqueado mediante el sensor de huellas bajo pantalla o el reconocimiento facial. El primero trabaja bien, no muy bien. Pongamos que va 8 de 10. Sin embargo, la carencia de sensores biométricos en el lente delantero no me da mucha confianza. Usa el sensor de huellas.

En el caso de la multimedia, es un equipo que suena bien, pero que altera la claridad del audio cuando subimos el volumen al 80%. Sufre un poco y distorsiona por momentos. Lo bueno es que tenemos radio FM. Además, contamos con un emisor IR, pero no tenemos una aplicación asociada a este sistema.

Las comunicaciones van bien, y este equipo permite escuchar las llamadas con claridad, pero muy dentro del promedio. La ubicación por GPS anda bien, y la recepción de wifi no cae.

Es un equipo que no va a defraudar en términos de rendimiento en la medida que entendamos que no podrá afrontar todos los procesos que necesitemos desarrollar. 4GB de RAM en cualquier equipo provocará un pequeño colapso en tareas pesadas.

Vas de largo y sobrado

No hay mucho que comentar sobre un equipo de pantalla AMOLED HD+ y que lleva Android Stock con 4030 mAh de batería. En serio, más explicaciones sobre la energía no necesitas. Para remate, carga a 18 watts. ¿Qué más quieres?

¿Vale la pena?

Pregunta difícil, que merece la repregunta “¿Con qué teléfono lo estás comparando?”. En una oferta en donde hay pocos equipos con estas prestaciones y que tengan 3 cámaras, además de un sensor de huella bajo pantalla, pues no hay mucho que pensar.

Android en estado puro podría no ser un factor determinante en muchos usuarios, pero el peso de un lente de 48MP y una pantalla AMOLED con sensor de huellas hace un balance sin dudas.

Es un equipo que rasca los beneficios de la gama alta sin mucho esfuerzo, pero que regula su potencial en función de la gama de precios. Baja el perfil de lo que esperamos de Xiaomi en su línea “Android ONE”, pero ayuda entender que no tendrá una vejez llena de apps que no necesitas.

* Equipo cedido a préstamo por Xiaomi Perú

¿Qué opinas?