Rafael Nadal. | Fuente: EFE

Rafael Nadal volvió a completar una brillante actuación para superar al motivado Nick Kyrgios (26) por 6-3. 3-6, 7-6 (8) y 7-6(4) en tres horas y 38 minutos, y se enfrentará en cuartos de final del Abierto de Australia contra el austriaco Dominic Thiem.

El número uno del mundo no se dejó intimidar por un Kyrgios en estado de gracia, y que contó con el apoyo incesante del público. Tampoco, Rafa se inmutó por el golpe moral recibido tras ceder el segundo parcial.

El jugador de Canberra saltó a la pista Rod Laver Arena con la camiseta de Los Angeles Lakers y el dorsal ocho en homenaje a Kobe Bryant, acompañado con una afectuosa y vibrante ovación.

No se contuvo las lágrimas y Kyrgios lloró desconsolado mientras realizaba los últimos preparativos antes de realizar el sorteo con el rival y el juez de silla.

El español arrancó a una marcha más y consiguió frustrar el servicio del rival en la segunda oportunidad para encaminar un parcial que acabaría con un resultado de 6-3 a su favor.

El público cumplió su misión y se encargó de hacerle saber a Kyrgios que era el único combatiente local vivo en el cuadro, por lo que el australiano arrancó el segundo asalto en una dinámica diferente.

Nadal concedió una bola de rotura después de dos partidos, ante Federico Delbonis y Pablo Carreño, y un set, y su rival aprovechó la ocasión para poner tierra de por medio.

Con el partido igualado a un set, ambos jugadores se concienciaron en no conceder oportunidades con el servicio y mandaron la tercera manga al desempate.

Unos de los mejores puntos acontecieron en esta fase del partido, en su clímax, y Nadal, quien había cometido una doble falta con bola de set cerró el desempate por 8-6.

Volvió a reducir su intensad y el balear se hizo con una tempranera rotura que sería anulado tras dejar escapar el juego al servicio con el 5-4 favorable.

El público ‘aussie’ despertó, y con ello el joven tenista local, pero Nadal respondió a las mil maravillas tras llevarse un nuevo desempate por 7-4.

(EFE)

¿Qué opinas?