Jely Reátegui: "No voy a pretender gustarle a todos porque no me interesa" | Fuente: Instagram

Jely Reátegui es una actriz multifacética: en los último años ha hecho obras de teatro, series de televisión, películas y, el último sábado, se convirtió en una de las caras del evento TEDxLima. Hace unos días, la actriz de "Un día eres joven" compartió en sus redes sociales un mensaje en el que expuso a los 'haters' que la atacaban usando palabras relacionadas a enfermedades mentales a modo de insulto.

"A mí me pueden decir de todo por cualquier cosa que haga, no voy a pretender gustarle a todos y jamás voy a pretender caerle bien a todo el mundo porque no me interesa. Por eso hablo como hablo y soy como soy, porque sino sería un pan de Dios. Sé que por mi manera de ser le puedo caer mal a mucha gente y está bien. Y que me insulte, bueno, que me insulten", dijo a RPP Noticias.

En los comentarios de sus redes sociales, Reátegui fue calificada como "border, retrasada, burra, tonta". "Esas palabras tienen que ver con salud mental sí me preocupa porque siento que la salud mental es un tema totalmente desatendido en este país, que hay mucha gente que sufre por eso, que son enfermedades reales. Y me pareció bien alarmante. Prefiero que me digan otras cosas, pero si me dicen border, una palabra que tiene que ver con una enfermedad real. Yo conozco mucha gente que tiene estas enfermedades y no es como para soltarlo así a la ligera", resaltó.

 

RESPONSABILIDAD EN REDES

Para la actriz, todos los ciudadanos tienen responsabilidad para emitir sus opiniones usando canales como los medios sociales. Y que, como figura pública, ha decidido hablar sobre la necesidad de atender correctamente la salud mental, un tema que le importa mucho.

"Uno tiene que saber elegir sus luchas, porque nos quedan aún muchas batallas por luchar, si abarcas todas, al final, la gente te pierde credibilidad. A mí me indignan muchísimas cosas, pero tengo que elegir cuáles me indignan más como para ponerle especial foco. Creo que mientras voy creciendo, voy identificando cuáles son", explicó a RPP.

Hablar sobre salud mental se ha convertido en un tema sensible para la actriz. "Ahora estoy en una obra que se llama 'Los Cops' en el Teatro La Plaza y que está justo después de Hamlet, una obra realizada con chicos con Síndrome de Down, los chicos son maravillosos y ahora los tengo más de cerca porque justo salen ellos y entramos nosotros y son gente fantástica, talentosos y lindos. Los veo y digo: 'me están diciendo algo para insultarme y los veo y son maravillosos que no tiene ningún sentido que me lo digan así'. Lo tengo tan cercano que por eso siento que me ha chocado más", finalizó.

TEDXLIMA Y NUEVOS PROYECTOS

Este fin de semana, la actriz fue una de las expositoras de TEDXLima, una charla en la que habló de la función del juego en el desarrolla de nuestras actividades diarias. "Se trata de vivir jugando, de tener esa libertad que tienen los niños cuando juegan, donde no hay prejuicios ni temor a parecer estúpidos o quedar como rídiculos, sino a estar presentes y usar las cosas que vives como material para crear en el trabajo, en la vida cotidiana", comentó.

Para Jely, el juego es diferente a la felicidad. "No creo en que uno puede estar feliz todo el tiempo, creo que debe existir un balance porque sino no aprendes", menciona. Ese concepto de juego puede ser llevado no solo al trabajo que realizamos, sino también al ámbito personal y familiar. "Uno tiene que reaprender de los niños", finaliza.

Por otro lado y después del lanzamiento de la segunda temporada de "Un día eres joven", donde trabaja junto a Emilia Drago y Gisela Ponce de León, la actriz planea tomarse un tiempo para determinar su siguiente paso. "Aún no sé qué haré, quizás quiera escribir y me voy a tomar un tiempito para saber qué voy a hacer. Quiero irme de viaje, estudiar algo, llevar un taller. Y volver con fuerza", explicó.

Todos los personajes que ha interpretado Jely a lo largo de su carrera en TV, teatro y cine tienen algo de ella. "Todos tenemos algunos traumas, fobias, medios, fortalezas que están en mayor o menos medida. Creo que los personajes ayudan a que esas cualidades o miedos puedan salir, por eso es tan personal y particular. Mientras más le pongas de ti a un personaje, que puede no tener nada que ver con tu historia de vida, es más creíble porque está pasándote de verdad.

El teatro es el arte que más satisfacción le da por el tiempo que puede tomarse para trabajar el personaje. "El cuerpo se compromete más. Hay un personaje en especial que disfrute mucho, mi papel en "El extraño caso de Black y Jack", porque me tomó mucho esfuerzo físico y emocional el construirlo", finalizó.

¿Qué opinas?