Los armadillos pueden transmitir la lepra a los seres humanos

A través de análisis avanzados de ADN en investigaciones, se descubrió la emergencia de una nueva cepa del bacilo de la lepra en el sur de Estados Unidos.
Difusi

Se han confirmado casos de transmisión directa de lepra de armadillos a seres humanos en EEUU, según estudios de un equipo suizo-estadounidense de investigación publicado en la revista especializada New England Journal of Medicine.

A través de análisis avanzados de ADN en investigaciones en el terreno, estos investigadores descubrieron la emergencia de una nueva cepa del bacilo de la lepra (Mycobacterium leprae), en el sur de Estados Unidos, que no había sido observado nunca antes.

La cepa es transmitida a los humanos por contacto con armadillos infectados, según el estudio divulgado el miércoles. Estos animales con caparazón de placas óseas pertenecen a una de las más antiguas razas de mamíferos.

Es la primera vez que se confirma el vínculo -sospechado desde hacía tiempo- entre este mal en los armadillos y los humanos, pero no hay señales de que haya una epidemia en camino, dijeron los investigadores.

"Estoy seguro de que (la lepra) ha estado allí desde hace tiempo, esto no cambia el riesgo", dijo el líder del estudio Richard Truman, de la Universidad de Luisiana (sur de EEUU) a AFP. "Lo que estamos haciendo ahora es reconocerlo y probar que ocurre".

El estudio confirma que la cepa Mycobacterium leprae hallada en los armadillos y las presentes en la mayoría de los humanos infectados son "esencialmente idénticas", destaca Singh Pushpendra, de las Escuela Politécnica Federal de Lausanne en Suiza y uno de los principales autores de este trabajo hecho en colaboración con los científicos de de Luisiana.

La lepra es una infección bacterial que causa lesiones en las extremidades del paciente. Si no se trata puede causar ceguera y daño cerebral, pero por lo general es curable con antibióticos. En 2008 se registraron en el mundo 249.000 casos y se contabilizan 150 al año en Estados Unidos.

El descubrimiento de esta fuente infecciosa de lepra en armadillos llevó a los autores de este estudio a desalentar contactos con estos animales, así como el consumo de su carne. Además piden que se vigile su hábitat para saber si se extiende.

AFP