¿Se puede predecir si un adolescente tendrá problemas con el alcohol?

Consumo elevado de alcohol durante la adolescencia es peligroso ya que puede afectar al cerebro, que durante esta etapa está en pleno desarrollo.

Ciertos patrones en la actividad cerebral de un adolescente ayudan a predecir si el joven en cuestión acabará teniendo problemas con el consumo de alcohol, revela un estudio publicado en la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs.

A través de resonancias magnéticas, los investigadores de la Universidad de California (EEUU), analizaron los cerebros de jóvenes de entre 12 y 16 años que aún no habían comenzado a beber.

Luego de tres años de seguimiento a los participantes, los resultados mostraron que los adolescentes que inicialmente mostraban menor activación en ciertas zonas de cerebro tenían más riesgo de convertirse en bebedores habituales en los siguientes años.

"El resultado es interesante", afirma Lindsay Squeglia, una de las autoras, "pues sugiere que existe una cierta vulnerabilidad previa al consumo de alcohol", agrega.

Squeglia detalló que la actividad cerebral de los jóvenes que habían empezado a beber mostraba patrones similares a los de los bebedores asiduos.

"Esto refuerza la idea de que el consumo excesivo de alcohol afecta al cerebro en un momento de la vida en el que se necesita su máximo rendimiento", sostiene la investigadora.