Piden no matar gatos para preparar potajes en fiesta popular en Cañete

En el centro poblado La Quebrada, cada 19 de septiembre se lleva a cabo un festival en honor a la virgen Efigenia, donde se matan y se cocinan gatos en platos apreciados por turistas.
Grupos de defensa de los animales exigieron indignados acabar con la matanza de unos 50 gatos que se utilizan en la preparación de potajes en una festividad que se realiza cada año en un pueblo al sur del Perú.

En el centro poblado La Quebrada en San Luis de Cañete (130 km al sur de Lima), cada 19 de septiembre se lleva a cabo un festival en honor a la virgen Efigenia, donde se matan y se cocinan gatos en platos apreciados por lugareños y turistas.

"Esto es una vergüenza para los peruanos, porque nos ven como salvajes por el daño que se le hace al animal", dijo a la AFP Erika Martínez, representante de la ONG Animales Libres de Crueldad y Opresión (ALCO).

"Cómo es posible que en pleno siglo XXI se cometan salvajadas con la venia de autoridades", indicó Martínez señalando que diferentes ONGs de Argentina y Estados Unidos apoyan la iniciativa de parar la matanza de los felinos domésticos en Perú.

Pedro Ariel Beltrán, de la ONG argentina Grupo Caba, dijo que su institución envió una carta a la embajada peruana en ese país solicitando se detenga ese "repudiable acto".

Jorge Brignole, uno de los organizadores, negó las acusaciones de crueldad a los gatos.

"Se exagera.En esta fiesta cultural como máximo se cocinan tres gatos que son criados especialmente para esta ocasión", dijo.

Según ALCO, en La Quebrada se matan a palos o son ahogados más de 50 pequeños felinos que son consumidos en potajes, como a la brasa, macerado con picante, a la cerveza, entre otras modalidades.

La fiesta de Santa Efigenia o "fiesta del gato" se realiza del 19 al 22 de setiembre.