Buscan que medicinas lleguen a todas partes, como la Coca Cola

El Fondo Global contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria firmó un acuerdo con Coca-Cola para mejorar la distribución de las medicinas esenciales.
EFE

Aprovecharán la experiencia de Coca Cola para distribuir medicinas a lugares alejados de mundo. El Fondo Global contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria firmó un acuerdo con Coca-Cola con una sola idea: que donde lleguen las gaseosas puedan llegar también las medicinas esenciales.

La idea es que las organizaciones de ayuda puedan aprender y beneficiarse de la experiencia de la compañía de gaseosas para hacer llegar los antirretrovirales y fármacos necesarios a cualquier aldea remota donde sean necesarios.

El "proyecto última milla" cuenta con el apoyo de la iniciativa global que apadrina Bill Clinton así como de la Fundación Bill y Melinda Gates.

La colaboración comenzó a gestarse en el año 2010 en territorio tanzano, y la idea es expandirlo en una segunda fase al 75% del territorio de Tanzania así como a Gana y Mozambique.

Según explica el Fondo Global en una nota de prensa, hasta ahora la iniciativa ha permitido hacer llegar medicinas a 20 millones de personas y reducir en unos 25 días el tiempo que tardan en llegar hasta los dispensarios locales.

Tanzania es el segundo país que más dinero recibe del Fondo Global, un organismo internacional basado en ayudas de países donantes, y cuyas ayudas se destinan en un 39% a suministrar fármacos y productos sanitarios a las poblaciones locales.

En este sentido, Gabriel Jaramillo, máximo representante del Fondo, admite que no basta con tener las medicinas, sino que es requisito imprescindible hacerlas llegar hasta los que las necesitan.

"Hemos visto que los productos de Coca-Cola siempre llegan a cualquier parte y pensamos que con su ayuda, nosotros también podríamos conseguirlo", dice Jaramillo.

Como informa elmundo.es Coca-Cola hace llegar diariamente 1.800 millones de bebidas a 200 países de todo el mundo. Aprendiendo de la compañía de refrescos, el Fondo Global pretende que con las medicinas ocurra lo mismo dentro de poco.