Joven pensó que perdió un piercing, pero lo tenía incrustado en el pulmón

Gracias a una radiografía, el joven descubrió que el piercing lo tenía incrustado en un pulmón. Para retirarlo, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. 

X-DEMO-CONTENT
Chico pensó que perdió su piercing, pero lo tenía incrustado en el pulmón
difusion

Un hombre de Estados Unidos llamado Joey Lykins tuvo complicaciones de salud al presentar una tos fuerte, por lo que tuvo que ir al hospital más cercano. Ahí, descubrió que tenía atascado en uno de sus pulmones un piercing, que había dado por perdido hace cinco años.

Un piercieng se quedó atascado en el pulmón de Joey

Esta historia se ha hecho viral en internet por lo peculiar que es. Y es que, el hombre pensó que el piercing que se hizo hace cinco años lo había extraviado por algún lugar de su casa, pero no fue así.

Todo comenzó cuando empezó a sentir una molestia en el pecho. El joven pensó que no era nada de preocupación; sin embargo, los dolores comenzaron a intensificarse y la tos se agravó cada vez más. Así, fue al hospital para que los médicos lo revisaran.

Los especialistas, en un principio, pensaron que trataba de una neumonía, pero gracias a una radiografía descubrió que tenía un pendiente de 0.6 pulgadas incrustado dentro del lóbulo superior izquierdo del pulmón.

Cuando los médicos se lo informaron se sorprendió: “¿Estás bromeando? ¡He estado buscando eso!”. Según cuenta el chico, un día despertó sin su piercing y creyó que lo había perdido en su casa.

El chico tuvo que ser intervenido quirúrgicamente 

Luego del diagnóstico, Lykins tuvo que pasar por un procedimiento quirúrgico llamado broncoscopia, que consta en pasar lentamente un tubo por la garganta del paciente hasta el pulmón afectado para ayudar a eliminar obstrucciones y extraer objetos del pulmón.

Finalmente, Joey Lykins se recuperó luego de unos días de descanso médico y se mostró muy agradecido con el personal médico. “Me alegro de que no me perforó el pulmón”, agregó.