Alemania: hombre devuelve cheque millonario y recibe una caja de gomitas como recompensa

Un alemán encontró el cheque cuando se dirigía a la estación de tren y a cambio recibió gomitas como recompensa.  

X-DEMO-CONTENT
Sin embargo, recibió una insólita recompensa

Algunos actos son reconocidos y recompensados por la sociedad, como es el caso de un ciudadano de Alemania quien devolvió un cheque millonario que se encontró en la calle, recibiendo una de las más insólitas recompensas.

Lee también: ¡La belleza cuesta! Mujer se pega las orejas con silicona para participar en concurso.

La historia del alemán dio la vuelta al mundo, ya que tras devolver la cuantiosa suma de dinero, fue recompensado con un paquete de gomitas de la marca 'Haribo'. 



Alemán se encuentra cheque millonario de Haribo

Anouar, un alemán de 38 años, nunca se imaginó que encontraría un cheque camino a la estación de trenes. El hombre iba rumbo a visitar a su madre, cuando se percató que había un papel en el piso. El objeto se trataba de un cheque valorizado en miles de dólares.

Por unos breves momentos, pensó en cobrarlo, pero el hombre decidió que lo mejor era ponerse en contacto con el destinatario para informar lo que había pasado. El papel estaba dirigido a la famosa empresa europea de golosinas Haribo y tenía un valor cercano a los 4.7 millones de dólares. Además, tenía la firma de la cadena de supermercados Rewe.

Haribo lo recompensó por su honestidad

Lee también: Guardia de seguridad disfruta del concierto de Harry Styles cantando a todo pulmón. 

En una charla con el medio Bild, Anouar contó que logró comunicarse con el área legal de Haribo y que los abogados le habían pedido que rompiera el cheque de inmediato, para más tarde mostrarles una foto de los pedazos.

De inmediato, puso manos a la obra y siguió las indicaciones. Días más tarde, la empresa le envió un paquete como recompensa. Cuando abrió la caja, quedó desilusionado al ver que solo le mandaron seis paquetes de ositos de goma. "Fue una recompensa bastante barata", declaró.