Crítica | 'Spider-Man: Homecoming': el turno del superhéroe adolescente

Con más humor que acción, esta nueva versión para el cine es la más juvenil del personaje de Marvel.

Título original: Spider-Man: Homecoming | Director: Jon Watts | Año: 2017 | Duración: 133 minutos | Fuente: Sony Pictures/ Andes Films

Solo en quince años hemos visto tres versiones del Hombre Araña en el cine. Spider-Man: Homecoming es un reinicio de las aventuras del personaje luego de tres películas dirigidas por Sam Raimi y protagonizadas por Tobey Maguire, y dos realizadas por Marc Webb y con Andrew Garfield en el disfraz del arácnido.  Por un tema de derechos de uso del personaje (en manos de Sony) es que recién Marvel Studios ha podido sumar al Hombre Araña a su universo de películas. 

Y la manera que ha encontrado es colocando al personaje adolescente en un ambiente dominado por superhéroes que ya han peleado grandes batallas, y por eso este Spider-Man debe esperar su momento, debe seguir siendo el Peter Parker que va al colegio y es un buen chico de barrio, aunque tiene poca paciencia para esperar. Este nuevo Peter Parker (Tom Holland) más cercano a un niño que a un adulto  le sirve también a Marvel para conectar con un público más amplio y juvenil.

Esta película es hasta ahora la más divertida y ligera de Spider-Man. No depende de sus escenas de acción para emocionar, sino que sus mejores momentos de humor suceden con el joven superhéroe tratando de de verse intimidante frente a los malos, actuando con torpeza o en las escenas del colegio cuando Peter y su mejor amigo Ned intentan ser más populares, deben resolver problemas o deciden jugar a ser detectives. Spider-Man: Homecoming se asume en buena parte como una comedia y no como una película de acción graciosa. Es sobre todo una comedia de colegio y como en todas ellas el objetivo del protagonista es que la chica que le gusta se fije en él.

La película se ha traducido literalmente como Spider-Man: De regreso a casa. Cuando en realidad Homecoming es el nombre que se la da a la fiesta de baile estudiantil y es más precisa porque de eso va la película: un chico  tratando de graduarse de superhéroe, de demostrarle a Tony Stark-Iron Man (Robert Downey Jr) que no necesita estar controlado sino que es muy capaz de hacerse cargo de sus poderes,  afrontar peligros y detener al Buitre, el villano intepretado por Michael Keaton. Este es un personaje central en la trama.  Es un villano que ha recolectado por años los desechos de las batallas libradas por Los Vengadores y con esto ha construido nuevas armas. Tanto él como Spider-Man son personajes de reparto tratando de ganar un lugar de importancia.

Sin embargo, aunque el relato mantenga un buen ritmo durante más de dos horas, todo el tiempo deja la sensación de ser un producto menor y no de ser la película del personaje principal de Marvel Comics (aunque en el cine ese sea Iron Man), quizá como un capítulo más de una larga serie a la que le hace falta un acto heroíco de gran impacto. En ese sentido es también una película adolescente. 

Luego de debutar el año pasado en 'Capitán América: Civil War', el actor Tom Holland estará además de 'Spider-Man: Homecoming' en otras tres próximas películas de Marvel Studios. | Fuente: Sony Pictures/ Andes Films
0 Comentarios
Valora la nota:Crítica: ¿Qué pensamos de la nueva película de Spider-Man?
¡Excelente!
Valoración Total
2.2/5
¿Qué opinas?