La beta cerrada de Call of Duty: WWII estuvo disponible los dos fines de semana pasados. | Fuente: Activision

El fin de semana jugué la beta cerrada de Call of Duty: WWII. Desde su anuncio, tengo especial interés en este título, no solo porque he jugado prácticamente toda la saga, sino porque estamos ante una suerte de reinicio de la franquicia, con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo.

Esta demo estuvo enfocada completamente a la modalidad multijugador, -admitámoslo- la principal razón por la que muchos terminan comprando este tipo de juegos. Así que me puse a jugar horas de horas el domingo, para sacar algunas conclusiones.

A nivel gráfico y técnico, no hay gran cambio respecto a los predecesores (jugué la beta en PlayStation 4, para mayor referencia), y dudo que de acá al lanzamiento haya una mejora sustantiva. Lo que más destaco es el apartado sonoro: gran representación del sonido de armas, las explosiones y los gritos de los soldados.

En cuanto a la jugabilidad, hay mucha tela por cortar. Regresamos al control de los títulos antiguos, sin dobles saltos, ni caminatas por las paredes ni deslizamientos exagerados. Esto para mí es un plus, ya que no tenemos que lidiar con el caos que a veces era el multijugador de los juegos previos. Ahora, lo que lamento es que se repiten errores ya endémicos de la franquicia, como el quickscoping entre los francotiradores.

Una de las modalidades que más jugué fue el duelo por equipos. | Fuente: Activision

Por otro lado, las rachas de bajas se han estandarizado y, al menos en la beta, las sentí de fácil acceso. El primer logro ahora es un cóctel molotov bastante peligroso, pero no por ello es 100% efectivo, teniendo que calcular bien para que haga el mayor efecto. Por lo demás, encontramos los clásicas aviones de reconocimiento, los paquetes con suministros, la posibilidad de solicitar apoyo aéreo, etc.

Donde se ven más cambios es en la distribución de las clases y en la preparación de nuestro arsenal. Ahora tenemos tipos de soldado especializados en determinadas armas. Esto no impide que utilicemos armas distintas a la designada por defecto, pero los beneficios de cada clase se evidencian precisamente cuando utilizamos y maximizamos el arma que le corresponde a cada cual.

Y esto es porque cada clase de soldado tiene su propio set de atributos, algo que reemplaza a los clásicos perks. Ir mejorando cada clase nos otorga un distinto set de mejoras, con lo cual estamos obligados a jugar con cada clase y así encontrar lo que más se acomoda a nuestras preferencias.

En la última semana de la beta cerrada los usuarios podían probar hasta cinco modos de juego, casi todos ya vistos en la franquicia, como son duelo por equipos, dominación, entre otros. No obstante, sí se presentó una interesante novedad: War.

En Call of Duty: WWII, ha cambiado la distribución de las clases, que ahora cobran más importancia al momento de prepararnos para la batalla. | Fuente: Activision

En este modo de juego, un equipo debe cumplir una serie de misiones dentro del campo de un gran batalla, como limpiar una zona, escoltar un tanque, construir un puente. El equipo contrario tiene la misión de boicotear las intenciones del otro. Acá podemos hasta controlar vehículos, algo inédito en el multijugador de un Call of Duty. Las sensaciones que dejó el modo War fueron muy positivas, ya que dan una alternativa fresca a las típicas modalidades competitivas.

Sacar conclusiones de una beta es harto riesgoso, ya que estamos a dos meses del lanzamiento y puede haber cambios. Sin embargo, las decisiones tomadas hasta el momento dan cuenta de que será una entrega conservadora, que emula mucho de lo ya visto antes en la franquicia.

Un fanático de Call of Duty puede confiar en que lo que recibirá es más de lo mismo, pero mejor, con pocas innovaciones, pero bien pensadas. Sin embargo, aquellos que buscan una revolución radical, sentirán que efectivamente no hay algo realmente novedoso y un marcado estancamiento.

Regresar al pasado puede ser positivo y la estética de la Segunda Guerra Mundial es muy atractiva, pero al menos en la beta solo un modo de juego era realmente novedoso y con potencial para atraer más seguidores. Solo queda esperar la entrega completa y comprobar todo lo que puede dar este WWII.

Y ustedes, ¿llegaron a jugar la beta cerrada de Call of Duty WWII?, ¿qué opinan de este lanzamiento?, ¿lo comprarán?

PD: La beta cerrada la pude jugar gracias a un código de acceso cedido por los amigos de Parallax.

0 Comentarios
Valora la nota:Lo que me dejó la beta cerrada Call of Duty: WWII
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?