De la época analógica a la era ‘smart’

30 años de evolución: Desde el antiguo SH-100 hasta el nuevo Samsung Galaxy S9 y S9+

En menos de tres décadas, los teléfonos móviles han pasado de ser aparatosos y pesados dispositivos a convertirse en parte esencial de nuestras vidas. Hoy, la nueva generación de teléfonos inteligentes no solo sirve para comunicarnos, también nos asiste en un sinnúmero de tareas. Todo, para hacernos la vida más fácil.

Los smartphones son, en la práctica, una extensión de nuestro ser. Nuestros puntos de enlace con el mundo, nuestras cámaras fotográficas y de video portátiles, nuestros asistentes personales que caben en el bolsillo. Los teléfonos inteligentes se han convertido en la forma favorita de las personas en todo el mundo para acceder a Internet. Son herramientas de comunicación, de trabajo y de ocio. Y su masificación ha tomado menos de una década. ¿Puedes imaginarte ahora mismo cómo cambiaría tu vida sin smartphones o Internet móvil? Muchas cosas que consideras rutinarias resultarían imposibles.

La nueva generación de smartphones de alta gama de Samsung, el Galaxy S9 y S9+, representan un nuevo salto cualitativo en el competitivo mundo de la telefonía móvil. En este ecosistema, los usuarios de smartphones solo parecen tener una gran exigencia: vivir buenas experiencias. Y esto no solo pasa por contar con un celular de gran capacidad y duración. Por ello, el Galaxy S9 y el S9+ elevan los estándares en cuanto a calidad de fotografía y video, gracias a funciones como el super slow motion y la apertura dual. Por otro lado, la interacción social también gana una nueva dimensión con la función avatar, que permite a cada usuario crear su propia imagen animada.

“La gran novedad de los Galaxy S9 y S9+ es la cámara, a la que llamamos la cámara reimaginada porque tiene tres grandes innovaciones. La primera característica es el super slow motion, el cual logra que el equipo grabe hasta cuatro veces más información de lo que grababa antes el S8. Esto nos va a permitir grabar en súper cámara lenta y así obtener momentos únicos”, explica Jorge Salinas Meza, jefe de producto de Samsung.

La segunda característica es la apertura dual. “Esta función hace que la cámara se adapte a las mejores condiciones de luz. Por ejemplo, de noche va a ampliar la mayor apertura focal para captar mayor luz y de día, hará lo contrario. De esta manera, tendremos las mejores fotos en cualquier momento”, indica Salinas.

La tercera característica es la de avatar. “Con esta función, es posible crear un emoji de nosotros mismos, el cual podremos compartir en redes sociales o a través de aplicaciones de mensajería. Así, personalizaremos nuestros mensajes y los haremos mucho más divertidos”, señala el experto de Samsung.

La revolución de la telefonía móvil es imparable y otro aspecto donde se ha avanzado mucho en los últimos años es en la calidad de las pantallas. Cuando se trata de celulares, está claro que todo entra por los ojos. Al respecto, el Galaxy S9+ destaca como uno de los mejores modelos en la actualidad. “Hay páginas especializadas como Display Mate, por ejemplo, que indican que el S9+ es el mejor del mercado gracias al concepto de infinity display, el que consiste en la reducción de sus bordes para generar una experiencia inmersiva. Esto logra una pantalla más amplia sin tener un equipo más grande”, precisa Jorge Salinas Meza, jefe de producto de Samsung.

Otra característica innovadora en la pantalla del Galaxy S9+ es la tecnología Súper Amoled que permite colores más vivos y un mejor contraste en la pantalla. Al mismo tiempo optimiza el consumo de energía. “Si a esto se le agrega la resolución Quad HD+ vamos a obtener las mejores fotos y videos desde nuestro celular”, puntualiza Salinas.

“Las pantallas de Samsung son muy buenas para la visualización del contenido. Y desde el S7 tienen las curvas, lo que hace que sean teléfonos muy estilizados y muy gratos sobre todo para ver videos. Ahora la tendencia del mercado es que todo el mundo se pasa cada vez más tiempo viendo Netflix o YouTube, y se busca que las pantallas tengan mejor color y que no se te cansen los ojos”, complementa Gabriela Patrón, blogger y experta en tecnología.

Tres décadas de innovaciones

En 1988, Samsung lanzó su primer teléfono móvil analógico: el SH100. Fue un hito en varios sentidos: se trataba del primer celular fabricado en Corea del Sur y su salida al mercado coincidió con los Juegos Olímpicos de Seúl. Era el primer paso en una larga carrera.

La revolución ‘smart’ empieza alrededor del año del 2007, con varios fabricantes lanzando modelos con pantallas táctiles y la aparición de las primeras apps. A esas alturas, los teléfonos móviles eran terminales de computación, con capacidades de procesamiento crecientes. Para ponerlo en perspectiva, un smartphone de esos tiempos ya era más potente que cualquier PC de escritorio fabricada unos pocos años antes. Pero, mucho antes de que el smartphone llegara a ser lo que es, hubo un largo proceso evolutivo que empezó con los primeros teléfonos celulares de tecnología analógica.

En 2009, Samsung lanzó al mercado su primer modelo con pantalla táctil: el SCH-W850, que incorporaba un display Amoled de 3.5 pulgadas. Pero la verdadera revolución llegaría un año después, con la salida del Samsung Galaxy S, que ofrecía pantalla Súper Amoled de 4 pulgadas. Este modelo permitió además que Android empezara su trayecto hasta convertirse en el sistema operativo más popular del mundo. Desde entonces, la industria de la telefonía móvil se ha volcado al desarrollo de teléfonos celulares inteligentes cada vez más sofisticados, señala Franco Melly, redactor jefe de Perú Smart y experto en tecnología.

Del Galaxy S a los nuevos Galaxy S9 y S9+ han pasado ocho años de constante evolución, que han puesto a Samsung en la vanguardia de la tecnología móvil. Con todo, la revolución de la telefonía móvil sigue en curso. El futuro nos deparará más sorpresas: pantallas cada vez mejores y cámaras más versátiles. Estemos atentos.

Más información sobre el Samsung Galaxy S9 y S9+ aquí.

0 Comentarios
¿Qué opinas?