La fórmula matemática que describe el nado de los espermatozoides

Explicar matemáticamente este movimiento podría proporcionar mayor conocimiento de la infertilidad masculina.

La fertilidad no puede ser explicada puramente por la dinámica de los espermatozoides, ya que también está influenciada por el ADN.

(Agencia n+1/ Ana María Cervantes) Kenta Ishimoto, profesor asistente de Matemáticas Aplicadas en la Universidad de Kioto, ha descubierto que la cola del espermatozoide crea un ritmo de cuatro tiempos que lo empuja hacia adelante y jala la cabeza hacia atrás y hacia los lados. Ishimoto ha llegado a este hallazgo mediante una fórmula matemática.  Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Physical Review Letters.

Gracias a esta investigación se conoce que los movimientos del espermatozoide son similares a los que se producen en los campos que se forman alrededor de los imanes.

"Hasta ahora se decía que la cola de un espermatozoide se mueve hacia adelante empujando fluido a su alrededor", dijo Ishimoto a The Japan Times. "Pero hemos descubierto los patrones matemáticos de los movimientos calculando el flujo de fluido a su alrededor. Ello demostró un paso claro de cuatro tiempos, algo que nunca habíamos imaginado".

Estudio de infertilidad. Explicar matemáticamente este proceso podría proporcionar mayor conocimiento de la infertilidad masculina. Aunque la fertilidad no puede ser explicada puramente por la dinámica, ya que también está influenciada por el ADN, Ishimoto quiere continuar su investigación colaborando con expertos en otros campos.

Cabe resaltar que la investigación se ha centrado en el movimiento de un espermatozoide, pero Ishimoto espera aplicar el modelo matemático para predecir cómo los grupos más grandes de espermatozoides se comportan e interactúan, a medida que viajan a través de las trompas de Falopio.

Estudio complejo. “Para identificar el flujo alrededor del espermatozoide se emplean simulaciones numéricas, pero las estructuras del fluido son complejas. Los datos son difíciles de entender y usar. En una muestra hay cerca de 55 millones de espermatozoos, así que es muy difícil modelar cómo ellos se mueven de manera simultánea”, señaló el Dr. Hermes Gadêlha, de la Universidad de York.

Kenta Ishimoto viene estudiando el movimiento del esperma desde 2013. Sus hallazgos sobre el nado del espermatozoide los realizó en colaboración con investigadores de las universidades de York, Birmingham y Oxford.

La cola del espermatozoide crea un ritmo de cuatro tiempos que lo empuja hacia adelante y jala la cabeza hacia atrás y los lados. | Fuente: N+1
¿Qué opinas?