Expertos analizan si Argentina fue azotada por tornado o tormenta

El representante del Servicio Meteorológico sostuvo que tras entrevistarse con los testigos, sabrán si ha ocurrido una tormenta severa o un tornado.

(Foto: EFE)
Especialistas del Servicio Meteorológico de Argentina viajaron hoy a Misiones para analizar si el fenómeno que destruyó varios poblados de esta provincia del nordeste del país y dejó al menos nueve muertos y 61 heridos fue realmente un tornado o una fuerte tormenta.

"Para definir si fue o no un tornado hemos enviado expertos a la zona", indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en un comunicado.

El término "tornado" fue utilizado por el gobernador de Misiones, Maurice Closs, y otros funcionarios al dar hoy a conocer el desastre, ocurrido el lunes por la noche.

"Hasta que no se realice un estudio exhaustivo de los daños y entrevistas con los testigos no sabremos si ha ocurrido una tormenta severa con fuertes ráfagas de viento o un tornado", apuntó Héctor Ciappesoni, director del SMN, en declaraciones al canal de televisión C5N de Buenos Aires.

Argentina declaró hoy la alerta sanitaria en el nordeste del país tras el fenómeno, que literalmente arrasó esta madrugada los poblados misioneros de San Pedro, Santa Rosa y Tobuna, a unos 50 kilómetros de la frontera con Brasil.

El ministro argentino de Salud, Juan Manzur, se trasladó a la zona e informó que están en alerta los hospitales "no sólo de Misiones, sino de toda la región" para movilizar médicos y medicinas, además de reunir alimentos y otros enseres para auxiliar a las víctimas.

En un comunicado, Manzur lamentó la muerte "de nueve personas, entre ellos siete niños", y sostuvo que tiene la orden de la presidenta Cristina Fernández de "iniciar de inmediato la reconstrucción del lugar".

Además, precisó que 43 de los heridos permanecen hospitalizados, tres de ellos en grave estado, y dijo que en la zona no hay energía eléctrica y las comunicaciones telefónicas se ven sumamente dificultadas.

Medios locales informan que otras dos personas están desaparecidas y que Fernández visitará mañana la zona del desastre.

El gobernador de Misiones señaló que se trató de un fenómeno "absolutamente atípico, con destrozos terribles que han costado muchas vidas".

"La magnitud que alcanzaron los vientos fue inédita en la historia", dijo Jorge Varela, portavoz del gobierno provincial, quien aseguró que "había alerta de tormentas, pero no se preveía esta dimensión".

"Es terrible lo que ha ocurrido. Hay siete chicos muertos de ocho años para abajo. Una señora tenía un bebé de seis meses dando el pecho, que voló por el aire y es una de las víctimas. Hay chicos que han ido siendo encontrados en pedazos", describió, a su vez, el periodista local Hugo Kowalsky.

"Una familia nos contaba que encontraron por pedazos a dos de sus niños, de 8 y 6 años, y un hermano de ellos fue bajado de un árbol", comentó.

En declaraciones a radios locales, el segundo jefe de bomberos de San Pedro, Jorge Mendoza, relató que el temporal "arrasó casas, levantándolas desde el cimiento".

"También encontramos personas amarradas a los árboles, animales sobre los árboles. El panorama es desolador", describió.

La doctora en Ciencias Meteorológicas de la Universidad de Buenos Aires María Luisa Altinger de Schwarzkopf declaró al diario Clarín que la velocidad del viento "podría haber sobrepasado los 150 kilómetros por hora".

No obstante, la especialista evitó pronunciarse sobre si se trató de un tornado o una intensa tormenta por falta de datos definitivos.

En un comunicado, el Servicio Meteorológico se refirió a los tornados como "uno de los más espectaculares, severos y destructivos fenómenos meteorológicos que se produce sobre la superficie de la tierra".

"Puede llegar a devastar completamente una comunidad por la acción combinada de la tremenda fuerza del viento rotatorio que se origina, que en ocasiones puede alcanzar una velocidad de 500 kilómetros por hora, y la diferencia de presión que se ejerce en áreas muy localizadas", indicó.

Las imágenes divulgadas en Argentina hasta ahora de la catástrofe no han contribuido a despejar las dudas sobre la naturaleza de la tromba de agua y viento. EFE
¿Qué opinas?