Cyber Shadow se estrenó el pasado 26 de enero en consolas y PC. | Fuente: Yacht Club Games
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Después de unas semanas de vacaciones, vuelvo a publicar en el blog. Fueron unos días que aproveché para estar desconectado, en los que retomé series dejadas a medias; en los que me reconcilié con otro mis hobbies favoritos: la lectura; y en los que, por supuesto, jugué... y mucho.

Uno de los videojuegos que estuve jugando fue Cyber Shadow, un título que -admito- pasó completamente fuera de mi radar al momento de su lanzamiento, en enero. Se trata de un videojuego independiente con estética retro, al puro estilo 8 bits de la querida NES.

Cyber Shadow es un side-scroller que combina elementos de hack and slash y plataformas al puro estilo de Ninja Gaiden. Es un tributo en toda línea, ya que no solo hay una clara inspiración en su estética sino también en su desafiante dificultad. Es un videojuego relativamente corto (de diez capítulos), pero que puede demandarte muchas horas debido al constante reto presente en prácticamente todas sus secciones.

Si bien podemos hablar de un tributo a Ninja Gaiden, es imposible no ver reminiscencias de otros títulos clásicos, como Mega Man, Castlevania y hasta Contra. Todo esto acompañado de un apartado musical asombroso, que automáticamente nos transporta a la época dorada de los 8 bits.

Una de las cosas que más me llamó la atención de Cyber Shadow es que ha sido desarrollado prácticamente en su totalidad por una sola persona, el dev finlandés Aarne Hunziker.

El desarrollo tomó varios años hasta que Hunziker decidió aliarse con Yacht Club Games (estudio detrás de Shovel Knight), para poder culminar su creación. El resultado es uno de los mejores videojuegos que he probado en lo que va del 2021.

Pros y contras

Me gustó sobremanera el enfoque jugable, tan ingenioso como retador (algunas veces injusto). Pero para nada imposible. Hubo secciones que me tomaron más de treinta intentos, pero, tras superarlas, la sensación de victoria no me la quitaba nadie. Salvando distancias, era como vencer a un boss en Sekiro: Shadows Die Twice.

Como ya adelanté, el apartado sonoro es magistral. La música, compuesta por el español Enrique Martín, me ha dejado maravillado. Temas ágiles y roqueros se mezclan con sinuosas melodías que generan intriga. Pero también hay piezas rápidas y poderosas, que coquetean con el metal que tanto me gusta.

Tal vez, entre lo negativo, pueda estar su elevada dificultad, que puede llegar a ser frustrante por momentos. Sin embargo, creo que calza a la perfección para a aquellos jugadores que están buscando un reto mayúsculo.

Otro punto débil, el cual sí resentí un poco, fueron los enfrentamientos contra los bosses. Llegar a ellos es harto complicado, pero las peleas contra ellos son bastante accesibles en comparación, ya que tienen patrones de ataque predecibles.

En resumen, me gustaría recomendar encarecidamente Cyber Shadow, pero con la atingencia de que estamos ante un título reservado para jugadores pacientes y que buscan retos mayúsculos. Todo lo contrario, los veo siendo dejándolo abandonado a medias.