Far Cry 5 está disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Ubisoft

Pese a no haber nacido en el seno de Ubisoft, Far Cry se ha convertido con los años en una de las franquicias estrella de la compañía francesa. Edición tras edición, la saga se ha sabido consolidar, y esta quinta entrega numerada apunta -a priori- muy alto.

He de señalar esta es la primera vez que termino de cabo a rabo un Far Cry. Por ende, soy ajeno a comparaciones bizantinas y debate inútiles sobre si esta entrega es mejor o peor que otra.

Sin más, vamos con el análisis.

En Far Cry 5, hay decenas de misiones por cumplir. | Fuente: Ubisoft

Lo bueno

La premisa de la historia de Far Cry 5 es realmente atractiva. Una secta religiosa les ha lavado el cerebro a los habitantes de la ficticia Hope County, en Montana (EE.UU.). Joseph Seed, ‘El Padre’, se ha autoproclamado como el mesías, y tiene sometida a toda la población con la llegada del juicio final.

Nuestra misión es la de detener a Seed y a sus huestes, y liberar el condado. Hasta aquí, todo pinta bien, pero creo que la ejecución del argumento falló, apelándose a clichés y situaciones incongruentes. Hablaré más de esto en la siguiente sección.

A nivel jugable, Far Cry 5 es magnífico. No solo es un shooter de fácil dominio, sino que es muy intuitivo, ya sea para administrar los recursos como para interactuar con el escenario. Posee un árbol de progresión de personaje basado en talentos, que iremos ganando al cumplir desafíos o encontrándolos como coleccionables en todo el mapa.

Es fácil subir de nivel, y a las pocas horas ya seremos un Rambo que puede hacer frente a todos los enemigos sin mayor inconveniente. Además, tenemos la posibilidad de realizar las misiones con uno o dos acompañantes. Estos pueden ser mercenarios que contratamos o también personajes que se unen a nuestro bando a medida que vamos avanzando en la historia. Obviamente, estos últimos son los que más ayuda nos brindan debido a sus características especiales.

Apenas empezamos a jugar descubriremos que Hope County está dividido en tres grandes regiones, dominadas por miembros de la familia de ‘El Padre’. Lo interesante es que el juego nos suelta en la mitad del mapa y tenemos libre albedrío para comenzar por donde queramos. Así, tendremos que acabar con los tres bosses para acceder el jefe final y conocer el desenlace.

Tenemos decenas de cosas por hacer, misiones que iremos descubriendo a medida que nos desplazamos por el mapa. Así, mientras vamos investigando, iremos conociendo gente, haciéndonos de encargos (varios repetitivos, algunos curiosos, otros muy graciosos) y obviamente descubriendo los secretos detrás de la secta que lo controla todo.

Estamos ante un juego extenso, cuya campaña principal sola nos puede demandar entre 30 y 40 horas, pero creo que, si nos empecinamos en terminar todas las misiones secundarias y en cumplir los retos, fácil estamos hablando de una inversión de unas 80 horas.

El juego nos permite jugar en cooperativo con otra persona, vía online, pero solo podremos avanzar las misiones secundarias. La campaña la tendremos que pasar en solitario o con los ya mencionados compañeros controlados por la IA del juego.

Aparte de la campaña y misiones secundarias, tenemos el Far Cry Arcade. Esta modalidad, nos permite crear misiones y ponerlas a disposición de la comunidad. A la fecha hay cientos de misiones creadas y podríamos pasar días enteros cumpliendo toda clase de retos locos nacidos en las mentes de los propios jugadores. Una interesante alternativa que espero se explote en futuras entregas con más herramientas, como misiones en las que puedan participar varios jugadores a la vez.

Quería hacer una mención especial a la excelente banda sonora del juego. No solo hablo de las melodías propias del juego, sino en la música licenciada que podemos escuchar cuando nos subimos a un coche: gran acierto por parte de Ubisoft.

Y como cereza en la torta tenemos la canción The Ballad of Clutch Nixon, de la banda The Road Vikings, que suena durante las misiones de Clutch Nixon (en las que tenemos que cumplir retos extremos emulando a este gran acróbata). Lo curioso es que la canción es una adaptación exclusiva del juego del tema The Ballad of Evel Knievel, de la mentada agrupación.

Algunos enemigos son repetitivos, meras copias con pocos cambios. | Fuente: Ubisoft

Lo malo

Líneas arriba mencioné que la premisa de Far Cry 5 me pareció atractiva. Lamentablemente, el guión no supo plasmar esta idea y desarrollarla adecuadamente. Pudo ser un argumento más reflexivo y hasta polémico, pero se quedó en lo anecdótico y en el cliché.

Tampoco me gustó la forma en la que se desarrolla la campaña, un total complot contra una narrativa estable y bien llevada. Me explico: a medida que vamos desbloqueando el mapa, cumpliendo misiones y eliminando enemigos, vamos quitando influencia a los jefes de cada región.

Así, al llegar a determinado nivel, se desbloqueará una suerte de persecución contra nuestro personaje, que hagamos lo que hagamos será secuestrado y llevado frente al jefe de región. Ahí tendremos una pequeña batalla o reto hasta que nos liberemos. Y así tres veces por cada zona.

Me parece una torpe manera de hacer andar la historia, no solo porque no es un desarrollo normal sino que, como dije antes, nuestro personaje es todo un Rambo. Y resulta que cuando empiezan las persecuciones se deja atrapar sin casi ejercer resistencia.

A nivel gráfico, el juego cumple. Los escenarios tienen buen acabado, cargados de detalles. Sin embargo, el diseño de los enemigos sí me dejó cierto sinsabor. El tema de los gestos es toda una deuda pendiente.

Far Cry 5 no significó un reto mayúsculo. La mayoría de las veces que morí no fue durante un enfrentamiento, sino por un mal cálculo en un salto. Y esto se debe a la pobre inteligencia artificial de los enemigos, con patrones harto evidentes que nos facilitan la tarea.

Para colmo, tenemos a nuestros asistentes, a quienes podemos dar órdenes para atacar. Hubo veces en las que esperé bien guarecido a que mis colegas acaben con los enemigos, y estos ni siquiera me detectaron.

Durante las más de 50 horas que invertí en Far Cry 5, me topé con toda clase de glitches, la mayoría curiosos como los que incluyo en este análisis. No encontré nada que rompa el juego, pero igual son cosas que deberían corregirse.

En mi recorrido me encontré con varios glitches, como este. | Fuente: Ubisoft

Lo feo

El doblaje español. El juego viene doblado en nuestro idioma, pero no está localizado a nuestra región. Este doblaje está plagado de jergas y modismos propios de España, así que al poco tiempo opté por jugar en el idioma original.

Conclusión: Far Cry 5 resultó siendo una experiencia harto satisfactoria a nivel jugable. Hay tanto por hacer que podemos pasar horas de horas simplemente cumpliendo misiones secundarias e investigando el vasto mapa de Hope County. A nivel argumental, tengo mis reparos y creo que se desaprovechó una premisa muy interesante. Hay cosas por pulir en cuanto a gráficos y en el apartado técnico, pero nada de esto descalifica al juego. En líneas generales, me gustó.

Y ustedes, ¿ya jugaron Far Cry 5?, ¿qué opinan del nuevo juego de Ubisoft?

0 Comentarios
¿Qué opinas?