F1 2019 llegó al mercado el 28 de junio para PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Codemasters

Después de haber jugado MotoGP 19 (Milestone), nuestro colaborador eficaz Beto Pinto se metió de lleno a probar otro título de conducción: F1 2019, videojuego oficial del Campeonato Mundial de Fórmula 1. ¿Qué nos trae el nuevo juego de Codemasters?, ¿vale la pena la inversión? Los dejo con su análisis:

Hace poco probé un juego de motociclismo profesional: MotoGP 19. Si bien el juego tenía su atractivo, debo decir que, para apreciar un juego de simulación a fondo, sirve de mucho tener afinidad con el deporte, ya que lo más probable es que junto con la licencia también se incluya el uso de la imagen de personalidades de esta especialidad. Estoy seguro de que en MotoGP 19 aparecían varias caras famosas como miembros de tu equipo que, para más de uno, debieron resultar conocidas. No fue mi caso.

Sin embargo, estoy más familiarizado con el automovilismo, especialmente por las escuderías como Ferrari, McLaren, Renault, entre otras, y nombres como Michael Schumacher y Rubens Barrichello.

La Fórmula 1, como toda franquicia deportiva multinacional, también tiene un juego de tipo simulador, y hace poco salió una nueva entrega con la cual, debo admitir, me sobrepasó. Tal vez en este punto no resulte claro a que me refiero, pero trataré de explicarlo a través de mi análisis.

-Jugabilidad: 4.0 / 5.0

Contrariamente a lo que uno pudiera pensar, la jugabilidad no consiste únicamente en “conducir”. Hay muchas otras variables a tomar en cuenta en este simulador. Si bien en la pista tienes los controles usuales de aceleración, freno y cambios, hay dos características muy interesantes: 1) el DRS, que son ciertos puntos en las pistas donde se te permite usar un dispositivo que minimiza la carga aerodinámica de tu vehículo y es mandatorio para poder adelantar a alguien sin que tengas una penalización de tiempo y 2) el uso de la bandera amarilla que debe respetarse.

Los campeonatos tratan de pegarse a las reglas oficiales de la Fórmula 1 con restricciones de cambios de motor en las previas a una carrera (que tiene un indicador de uso), aparte de que el daño de los componentes del vehículo por choques también debe ser reparado y consume tiempo, que es limitado para cada sesión de pruebas.

Hay también algunos “retos” de entrenamiento, tales como poder hacer una vuelta tomando las curvas de la mejor manera o evitar derrapar en exceso para conservar los neumáticos. Todo esto nos recompensa con puntos de investigación, que podemos utilizar para mejorar nuestro vehículo.

- Gráficos y banda sonora: 3.5 / 5.0

No puedo decir que se haya puesto el mismo esmero en la parte del realismo gráfico, pero tampoco encuentro esta decisión cuestionable, debido a que, si bien las escuderías tienden a hacer vistosos sus modelos por razones comerciales, existen reglamentos que seguir que hacen que haya cierta uniformidad en los diseños de los autos, y las pequeñas diferencias podrían ser imperceptibles a simple vista.

El diseño de las pistas es un poco más detallado. En mi opinión, esto se logra debido a que las mejoras son incrementales sobre renderizados de juegos pasados.

Finalmente, no puedo dejar de mencionar que, a pesar de ser un simulador la física del auto no es la más compleja, resulta obvio que algunas partes accesorias del modelo físico del juego han sido simplificadas, como la interacción de partículas del polvo de la pista, que no se notan realistas.

En el apartado de sonido, también se echa de menos una banda sonora que acompañe las carreras. Pero, como mencioné en el review anterior, esta es mi preferencia y no lo considero algo objetivamente malo: pero el solitario sonido del motor y el derrape de los neumáticos no es algo que me atraiga demasiado.

Mención positiva a las melodías de los menús y entretiempos: son dinámicas y pegajosas. Lástima que queden un poco relegadas a pequeños intermedios entre carrera y carrera.

Historia: 5.0 / 5.0

Cuando ideé este sistema de medición, lo hice con la premisa de que un juego tendría que ser perfecto en algún aspecto para alcanzar un 5.0. Y F1 2019 lo es.

Si bien cuentas con un diseño de personaje con un nivel de personalización modesto pero cumplidor, la campaña de F1 2019 es muy realista. Esto se ve reflejado desde antes de la carrera, poniéndote en los zapatos de un corredor amateur de Fórmula 2 que salta a las ligas mayores de la Fórmula 1.

El juego comprende que no es la idea que como jugador te embarques en carreras de 60 vueltas sin anestesia, sino que te coloca en pequeñas situaciones dramáticas, donde debes conseguir un objetivo definido. Por ejemplo, en una carrera donde tu compañero de equipo se accidenta, en las últimas diez vueltas debes lograr pasar del lugar 10 a uno que pueda dejarle más puntos a tu equipo en la clasificación.

Una vez que pasas a la Fórmula 1, se te da la opción de escoger tu equipo (escudería), con el cual participarás en el Grand Prix y también los requisitos para mantenerte como miembro, así como también qué condiciones debes cumplir para ascender.

Entre cada carrera oficial, hay también un equipo de prensa con el que debes hablar para conseguir puntos de deportividad (atributo valorado por algunas escuderías) o notoriedad pública (valorado por Ferrari). Mejorar en estos atributos nos puede dar acceso a ciertas mejoras sobre la cantidad de puntos acumulables en investigación o tiempo adicional para entrenamientos.

-Rejugabilidad y diversión: 4.0 / 5.0

F1 2019 se toma algunas libertades adicionales respecto a su misión de ser un simulador de conducción: ha implementado un sistema de personalización del traje del conductor, del casco y del auto. Las opciones que aparecen ahora para el auto están limitadas a esquemas de colores, pero esperamos que futuras entregas esto se mejore hasta llegar a alcanzar a juegos contemporáneos similares.

El apartado online incluye carreras de evento y un campeonato oficial del simulador de Fórmula 1. Me aventuro a decir que este modo sí tendrá buena acogida, tomando en cuenta que existen muchos fanáticos de este deporte a lo largo del globo.

-Conclusión: 4.0 / 5.0

F1 2019 nos trae lo mejor de la Fórmula 1 y la Fórmula 2 en un paquete que incluye una historia emocionante, un apartado técnico soberbio, un multiplayer sólido, que demuestra el compromiso con la calidad. Lo único que podría objetar es que se enfoca mucho a los fanáticos conocedores y no al usuario casual, que podría ver el juego en un anaquel y decidir probarlo. Espero que para próximas entregas se puedan explorar más opciones.

¿Qué opinas?