Jump Force se estrenó el 15 de febrero para las consolas PlayStation 4, PC y Xbox One. | Fuente: Bandai Namco

Mi camarada Beto Pinto vuelve a colaborar con Más Consolas con sus impresiones, esta vez, de Jump Force, acaso el más grande crossover de franquicias de anime de la historia de los videojuegos (por valores de producción, ya que Jump Ultimate Stars, de Nintendo DS, sumaba más franquicias). En verdad, he visto mucha expectativa por este juego, no solo por la posibilidad de ver enfrentamientos impensados para los fanáticos sino porque luce espectacular. Sin embargo, las calificaciones de la prensa gamer no han sido tan elocuentes. ¿Por qué será? Los dejo con el análisis de nuestro colaborador eficaz:

Los juegos de peleas actualmente se encuentran en un periodo de incertidumbre: ¿cuál debería ser el siguiente paso en la evolución del género? Si bien las barras de poder y los combos son mecánicas universales adoptadas por todos los principales representantes de este tipo de juegos, hay otros aspectos donde las compañías intentan innovar en un afán por marcar la nueva dirección que tomarán los próximos títulos.

Bandai Namco ciertamente ha sabido marcar la diferencia con su saga más famosa, Tekken, juego bastante popular y participante obligatorio de los EVO. Por otro lado, la misma marca tiene mucho recorrido con juegos de pelea (o similares) con franquicias millonarias, como Naruto, Dragon Ball, Gintama, entre otras más antiguas. Este mes de febrero llegó al mercado Jump Force, un juego de peleas con bastante personalidad, que reúne a multitud de personajes del manga y anime en un combate de ensueño. He aquí el análisis que he preparado de este peculiar juego.

Jump Force

Hoy se estrena #JumpForce, el nuevo juego de Spike Chunsoft y BANDAI NAMCO Latinoamérica. Acá les dejo un poco de gameplay.

Publicada por Más Consolas en Viernes, 15 de febrero de 2019

Gráficos y banda sonora: 3.5 / 5

Jump Force nos presenta una propuesta ambiciosa y, por lo tanto, difícil de lograr. En algunos juegos, he alabado con bastante sinceridad el renderizado 3D tipo “cómic” que logran los juegos de Bandai Namco, pero lo complicado es que, al ser personajes de JUMP, los estilos de dibujo de los mangakas son variados. Al trasladar los distintos estilos a 3D, los resultados son dispares.

Personajes de Dragon Ball son muy bien detallados, y se nota que ha sido el estilo base del juego, pero cuando observamos a Naruto, Ichigo (Bleach), Seiya y Kenshin, es evidente que la adaptación tiene sus altibajos con rostros con poco acabado y detalle.

Claro, esto se nota en las escenas estáticas y de presentación, pero todo cambia cuando empiezas a luchar: los movimientos son fluidos y los poderes de ataque son bastante vistosos, los efectos de luz son también destacables, creando una sensación de que los personajes son realmente “poderosos”.

Los efectos de sonido son cumplidores y van a la par con lo vistoso de los ataques; la banda sonora en general tiene un ritmo que trata de hacer sentir  las peleas como épicas, además que recoge, muy sutilmente, elementos de los animes a los cuales pertenecen los personajes, por lo cual nuestros amigos otakus podrán reconocer varias melodías.

Historia: 2.5 / 5

Bandai Namco nos propone una historia bastante lineal, en la cual nuestro protagonista es alguien débil -al inicio- pero con mucho potencial, que conforme va superando desafíos y aprendiendo de los héroes de JUMP, va adquiriendo poder hasta llegar a ser el ser uno de los seres más poderosos del multiverso.

Respecto a cómo los héroes de JUMP llegaron a juntarse en la tierra, se nos cuenta que una fuerza maligna fue de mundo en mundo sumiéndolos en el caos y nuestra realidad es el último bastión de las fuerzas del bien, donde han llegado los demás héroes en búsqueda de una esperanza.

Sobre este punto, es evidente que la historia es una variante (y derivada) del “viaje del héroe” que no aprovecha lo suficiente las historias de los personajes del universo JUMP, salvo limitarse a realizar algunos guiños y referencias argumentales relacionadas a las historias contadas en los mangas, donde es el jugador quien debe conocer estas historias para poder valorar cosas, como golpes a la velocidad de la luz o la importancia de los equipos de tres como escuadrones de misiones.

Algo también notorio es que la historia principal llega a tener algunos eventos que realmente no hacen que el argumento avance, y que más bien tratan de alargar la duración del juego.

Jugabilidad: 3.5 / 5

Trabajar con licencias de personajes siempre le añade un costo adicional al desarrollo de juegos. Por ello, cuando sale un juego con personajes licenciados, es más que probable que las mecánicas o el motor gráfico sean “importados” de otros juegos de la empresa desarrolladora.

En este caso, encontré las mecánicas muy similares a las de Dragon Ball Xenoverse 2 que a su vez hereda mecánicas de otros juegos de Bandai Namco. Existe un Hub Central, que cumple las funciones de lobby, donde los jugadores pueden realizar actividades diversas como hablar con algunos NPC, comprar ítems y accesorios en las tiendas.

Conforme a la costumbre de sus predecesores, podemos personalizar a nuestro personaje tanto en aspecto como en vestimenta, para darle un look badass o kawai, según nuestro gusto. Si bien la cantidad de trajes son variados, creo que se pudo hacer más en este apartado, pero, de todos modos, algunas vestimentas y accesorios son desbloqueables a través de misiones.

Encontré que el sistema de pelea está basado en el modelo implementado por Tenkaichi Budokai y Dragon Ball Xenoverse: contamos con un combo básico de golpes presionando un solo botón repetidas veces. También podemos mantener presionado el botón de un golpe para romper la defensa del rival.

Para romper un combo tenemos también algunas opciones como un botón de “escape rápido”, que se puede usar cada cierto tiempo, o también en algunos casos podemos presionar el botón de bloqueo justo cuando estamos por recibir un golpe para esquivar y contratacar.

Lo que le añade una capa más estratégica a este sistema de pelea son los ataques especiales que pueden ejecutarse una vez que has cargado la barra de poderes. Estos pueden costar 1 o 2 barras de poder, según su potencial de daño, asimismo estos ataques pueden causar efectos perjudiciales en el rival o efectos beneficiosos en tu personaje de acuerdo a las habilidades que tengas equipadas.

Estas mecánicas si bien logran que el juego no sea totalmente repetitivo, las piezas no encajan muy bien en conjunto, y no brindan una experiencia de juego que te estimule a mejorar tu performance de una manera divertida y orgánica.

Rejugabilidad y diversión: 3 / 5

Jump Force apunta a ser un juego de peleas que basa su rejugabilidad en las peleas online jugador vs. jugador y una campaña algo larga. En este aspecto, depende mucho del apoyo de la comunidad de fans, ya que al margen de que el sistema de pelea tenga sus limitaciones, el juego es muy vistoso, y es uno de los pocos que se puede disfrutar viendo a otros jugar, aspecto en el cual muchos esports no han podido destacar.

Mientras exploraba el sistema de pelea y los estilos de juego de los personajes de Jump, puedo decir que me divertí bastante, pero una vez que pasas este punto, el juego se puede convertir en una secuencia de peleas repetitivas, así que sugiero a aquellos que se animen a jugarlo que exploren las tiendas de ropa y habilidades, para agregar algo de variedad a la experiencia.

Conclusión final: 3 / 5

Jump Force destaca en sus fortalezas principales, como el aspecto gráfico de los ataques y los poderes especiales, pero -a pesar de los esfuerzos en refinar la fórmula propuesta- los resultados podrían no colmar las expectativas de los gamers más exigentes. No obstante, la mera idea de un combate de ensueño entre los personajes de los mangas y animes más famosos, es algo que no se repite muy a menudo, por lo cual este juego es una compra ideal para los fanáticos de este género.

¿Qué opinas?