Trials Rising se lanzó este 26 de febrero para las plataformas PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. | Fuente: Ubisoft

Mi camarada Beto Pinto vuelve a colaborar con Más Consolas, con un análisis de Trials Rising, lo nuevo de RedLynx y Ubisoft para PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. ¿Será el gran retorno de la saga tras el incomprendido Trials of the Blood Dragon? Los dejo con el análisis de nuestro colaborador eficaz:

En los géneros de deportes, las compañías desarrolladoras pueden tomar caminos muy diferentes respecto al enfoque del juego: puedes optar por el máximo realismo y enfocar todos tus recursos a ello o tratar de hacer que el juego tenga innovaciones o características atrayentes que llamen la atención por su aspecto lúdico, frenético o hasta explosivo.

Esta semana he podido probar Trial Rising, una entrega más de la serie Trials, un juego de acrobacias en motocicleta que se caracteriza por su vistosidad al momento de diseñar los escenarios y cómo recrea los ‘stunts’ de los motociclistas en competencia.

Trials Rising

Nuestro colaborador eficaz Beto Pinto ha estado jugando esta semana #TrialsRising, y acá nos comparte un video del gameplay del nuevo título de Ubisoft.

Publicado por Más Consolas en Sábado, 9 de marzo de 2019

Jugabilidad: 3.5 / 5

Los juegos de antaño eran tan simples como presionar un botón y mover una palanca, y así pasamos muchas horas de diversión. Hoy en día estamos acostumbrados a mecánicas complejas que a veces pecan de ser demasiado complicadas y terminan estresando al jugador. Trials Rising trata de ser divertido yendo por el camino de la simplicidad.

La jugabilidad consiste en lograr el mejor tiempo -y vencer los tiempos de otros jugadores- al recorrer un circuito con obstáculos y rampas, donde contamos con un botón de aceleración, un botón para frenar y los pads direccionales para llevar el peso del conductor a la parte frontal o trasera de la motocicleta.

La interacción de estas variables hace que en una rampa puedas saltar correctamente, pero aterrizar super mal, si pones demasiado peso en la parte frontal o trasera de la motocicleta. Si no vas lo suficientemente rápido, puede ser que saltes una rampa, pero no llegues al otro lado.

Hay que destacar que Rising trata de ser gracioso o relajado con los accidentes, ya que los muestra de una manera lúdica y, naturalmente, en este punto deja de lado totalmente la física, ya que ningún ser humano podría resistir tener un accidente en esos circuitos.

Si bien he alabado la jugabilidad, el problema es que todo se queda ahí: no hay más. Todo lo que puedes experimentar en el juego son variaciones de esas mecánicas que -con el tiempo- pueden resultar monótonas.

Trials Rising nos brinda también opciones de personalización de nuestro personaje, y un esquema de progresión basado en niveles que puedes subir adquiriendo experiencia en los circuitos.

Gráficos y banda sonora: 4 / 5

Junto estas categorías para el análisis, pero puedo decir que el 4 lo pongo por la banda sonora: la música es licenciada y la selección de pistas encaja muy bien con el look y feeling grunge del juego. Las canciones no se sienten repetitivas (al menos, en mi caso), pero considerando que el juego tiene más de cien circuitos, me inclino a pensar que -a la larga- no serán suficientes.

Los gráficos de Trials Rising son cumplidores. No hay mucho detalle en los escenarios, pero no los considero tan necesario, ya que siempre los verás de pasada mientras recorres el circuito.

Se ha puesto bastante detalle al renderizado del personaje y a la motocicleta. Sospecho que esto tiene que ver con el hecho de que el juego tiene microtransacciones para comprar trajes y aditamentos.

Historia: 3 / 5

Trials Rising nos presenta los retos de los circuitos de una manera orgánica, en la cual comenzamos siendo un conductor amateur que debe pasar por diferentes circuitos del mundo para llegar a ser profesional.

En el camino, obtendremos el apoyo de patrocinadores e iremos desbloqueando nuevos circuitos. El juego también nos ofrece una serie de circuitos de práctica a modo de tutorial, donde recibiremos consejos sobre cómo realizar las acrobacias de manera segura.

De manera aleatoria, nuestros patrocinadores nos propondrán retos específicos en algunos circuitos, como vencer el tiempo de un determinado jugador o realizar un número específico de acrobacias previo a la finalización de la carrera, entre otros.

Nuevamente, el juego hace bien lo que propone, pero se queda corto en cuanto a expectativas.

Sin embargo, para compensar este apartado, nos brinda un interesante editor de circuitos, donde podremos crear nuestras carreras con múltiples opciones como posicionamiento de rampas y obstáculos, estructuras de edificios como fondo o para que actúen como túneles en aquellas que tengan orificios.

Trials Rising incluye microtransacciones para comprar trajes y aditamentos. | Fuente: Ubisoft

-Rejugabilidad y diversión: 3 / 5

Trials Rising es un juego al que vas a regresar casi siempre, por su inmensa cantidad de circuitos. Siempre vas a encontrar algún camino opcional para mejorar tu tiempo o, tal vez, el mismo juego te alertará que alguien mejoró tu tiempo en un circuito en el que te considerabas el mejor: esto nos asegura que este juego tiene una larga vida.

Eso sí, no lo considero universalmente divertido. Habrá personas amantes del realismo que no verán con buenos ojos realizar piruetas con una moto dejando de lado todo respeto por la física natural, pero otros encontrarán graciosas o interesantes estas características.

-Conclusión: 3.5 / 5

Para finalizar, creo que este juego tiene mucho potencial para crecer, puede optar por ser más profundo en sus mecánicas y mantener la diversión. No creo que requiera un hard reboot, pero algunas adiciones a la fórmula serían bienvenidas. Trials podría explotar mucho las capacidades VR de las actuales consolas, y lograr resultados mucho más ambiciosos.

¿Qué opinas?