RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Entrevistas ADN
Excanciller mexicano espera que decisión de su país de exigir visa a turistas peruanos sea temporal
EP 1678 • 18:50
Las cosas como son
¿Se restablecerá la inmunidad de los congresistas?
EP 356 • 02:05
El resumen del mes
Marzo 2024
EP 3 • 25:00

Guía cervecera: ¿Cómo disfrutar con responsabilidad la maestría de una cerveza?

Para muchos peruanos, la cerveza es el complemento perfecto para celebrar, disfrutar de una reunión familiar o simplemente, acompañar los gustos y placeres del día a día. Para disfrutarla al máximo, es importante conocerla mejor.

Todo lo que debes saber sobre su historia, los tipos de cerveza, el ritual de servido, errores comunes y consejos para un consumo responsable.

“¿Nos tomamos una cerveza?” es una pregunta que nos pone una sonrisa en la boca y nos alegra el día. Si estás leyendo esto es porque disfrutas la cerveza. Su espuma, su olor, su sabor y su capacidad para reunir a las personas la hacen una bebida muy especial.

Si bien la pandemia nos ha enseñado a cuidarnos evitando salir de casa, eso no ha sido impedimento para seguir disfrutando a la distancia con amigos y familiares. Incluso, muchos hemos valorado más el placer de tomarnos una cerveza en un momento a solas, ya sea luego de un largo día de trabajo o pasando relajados una tarde de fin de semana.

Amamos la cerveza, no hay duda, pero quizás no conocemos todo lo que hay detrás de ella ¿Qué le otorga esa mística? ¿Cómo se inició? Y, sobre todo, ¿cómo disfrutarla mejor? Por eso, cervecero, hemos preparado esta Guía para que aprendas con detalle cómo disfrutarla más y de forma responsable, pero… antes de empezar, prepara tu kit cervecero: 

Ahora que ya estás listo, ¿empezamos?

Imagen

¡Bendita sea la persona que inventó la cerveza! Pues lo más cercano a ello vendrían a ser los sumerios, en Mesopotamia, considerados como la primera civilización del mundo. Fueron los primeros grandes conocedores de la cerveza y la llamaron “kas”, un término que significa literalmente “los deseos de la boca”, denotando así lo importante que era esta bebida en su cultura. Ahora todo tiene sentido, ¿verdad?

El famoso lúpulo recién se empleó como conservante en el año 1000 y permitía transportar la cerveza sin que se malograra, dejando bastante amargor

Aunque hay evidencia de consumo de cerveza en Babilonia y Egipto, los sumerios fueron quienes empezaron a fabricarla, dejando testimonio por escrito. Una cosa sí está clara: en sus inicios, la cerveza no era como la conocemos hoy. Más bien, era un líquido turbio, con poco gas y ácido. Los sumerios empezaron fermentando el pan de avena disuelto en agua y luego los egipcios comenzaron a utilizar trigo Emmer y Einkorm. Esta bebida era muy preciada por sus efectos: impulsaba la valentía, sobre todo en momentos de guerra.

Posteriormente, se empezaron a fabricar cervezas como las que consumimos hoy en día. En el año 1240 surgió la cerveza Leffe en Bélgica, en 1366 inicia la historia de Stella Artois, en 1863 se elabora por primera vez Pilsen Callao y en 1908 aparece la cerveza Pilsener Bier Cuzco ¿Te suena? Es la que ahora conocemos como Cerveza Cusqueña.

Foto 1 de 6
Imagen

Es importante que sepas diferenciar los tipos de cerveza para que elijas mejor la que quieres tomar según el momento. ¿Sabías que existen dos principales estilos o tipos de cerveza? Aquí te explicamos:

  • Lager (de baja fermentación)

    Es el estilo más común y predominante en el mundo, debido a que las cervezas refrescantes se encuentran dentro de este rubro. Son ligeras, de color mayormente claro, con bastante gas, de graduación moderada y de amargor agradable. Algunas de las variedades más conocidas son Pilsen, Bock, Helles, Dormunt, Marzen y Oktoberfest.
  • Ale (de alta fermentación)

    Son más oscuras, espesas y con poco gas. De cuerpo elevado, aroma muy intenso y de amargor más alto. Su temperatura de proceso y servido es más alta. Es decir que estas cervezas… ¡no se toman heladas! Algunas de las más conocidas son la Pale Ale, IPA, APA, Barley Wine, Stout y Porter.
Imagen

Si sirves muy rápido harás que salga más espuma de la necesaria y si lo haces muy lento, tendrás menos de lo ideal

¿Te ha pasado que has servido la cerveza y te has quedado con el 90% del vaso lleno de espuma y solo un poquito de líquido? Ten cuidado al servir. Lo recomendable es que haya dos dedos de espuma (2 a 4 cm de espesor) y que la sirvas en recipientes especiales como copas, jarras o vasos.

Lo ideal es 2 dedos de espuma. Esta ayuda a retener aromas y a resaltar el sabor de la cerveza

¿Cómo lograr la espuma perfecta? Depende del tipo de cerveza. El tipo “ale” genera abundante y descontrolada espuma, por lo que debes servirlas lentamente, aproximando el cuello de la botella al lateral interior de la copa, al tiempo que la copa se inclina para que la cerveza no golpee bruscamente la superficie, sino que haga un suave recorrido.

Sin embargo, si estás por servir una de tipo “lager”, debes verter el líquido desde cierta altura para golpear el lateral inferior del vaso o la copa, a una inclinación de unos 45° para luego volver a la posición vertical.

La espuma se forma por el gas carbónico que se produce luego de la fermentación. Aunque no lo parezca, es importante en tu cerveza porque permite liberar su aroma cuando las burbujas que la conforman explotan. Además, la protege del contacto con el aire y la oxidación, ayudando a retener aromas y resaltar sabores.

Imagen

Todos cometemos errores, pero, por favor, no te equivoques con tu cerveza. ¿Cómo la estás tomando? Probablemente te suene familiar alguno de estos puntos. Toma nota de estos cinco errores comunes que debes evitar:

X Beberla directamente

Sabemos que amas la cerveza, pero no te apresures a beberla de un solo tirón de la botella o de la lata. Tómate tu tiempo y disfruta de ella. Lo mejor es servirla en una copa o vaso para sentir su aroma y sabor. Una vez que el líquido entra en contacto con el oxígeno, su aroma se potencia. Además, al servirla se escapa un poco de lo que llamamos “gas”, evitando así que sintamos la hinchazón al beberla.

X Almacenarla en horizontal

¿Cómo y dónde las guardas? Lo mejor es almacenarlas en posición vertical para que la cerveza no toque la chapa y cambie su sabor. Evita lugares expuestos a la luz solar y el calor excesivo, esto puede echar a perder tu cerveza.

X No servirla a la temperatura adecuada

¿Muy helada o a temperatura ambiente? A todos nos gustan las cervezas heladas, pero si quieres ser más específico con las temperaturas para disfrutarlas, recuerda que las cervezas tipo Ale deberían servirse a unos 8 - 12°C y las cervezas tipo Lager, por sus características de frescura y suavidad, a unos 4 °C, nunca menos.

X Servirla en un vaso sucio

Un vaso sucio puede impedir que la espuma se forme de manera adecuada y puede alterar el sabor real de tu cerveza. Sigue estos consejos: ten vasos exclusivos para cerveza, lávalos y enjuágalos bien siempre; y antes de volverlos a usar, dales otra enjuagada con agua fría.

X Tomarla en exceso

Ya sabemos que todo en exceso es dañino. Lo recomendable es disfrutar lentamente de los sabores y aromas de tu cerveza. Consúmela de forma responsable. Recuerda que la vida, como la cerveza, es mejor un sorbo a la vez.

Imagen

La cerveza contiene ingredientes naturales y es rica en potasio, ácido fólico y antioxidantes. Su consumo moderado, junto con una alimentación balanceada, se asocia a un sistema cardiovascular saludable

El consumo responsable y la moderación es la clave de una cultura cervecera que se extiende por varios siglos. La cerveza está posicionada como la bebida de moderación por excelencia por tener menor contenido alcohólico que la gran mayoría. Asimismo, su consumo moderado contribuye a una dieta balanceada y a llevar una vida saludable, pues contiene ingredientes naturales, es rica en potasio, fibras, libre de grasa y colesterol.

¿Cómo se toman unas cervezas de manera responsable? Primero, conócete bien, el alcohol no afecta a todos por igual, depende del tipo de cerveza, de cuánto hayas bebido, de tu edad, sexo y talla. Aprende a poner límites y evita los excesos. Otro punto importante es que acompañes tu cerveza con comida y agua ¿Por qué? La comida en el estómago ayuda a ralentizar la absorción del alcohol y beber agua ayuda a que te mantengas hidratado. Se recomienda tomar un vaso de agua por cada vaso de cerveza.

Procura tomar un vaso de agua por cada vaso de cerveza. Además, acompáñala con comidas o piqueos

Unas cervezas responsables también implican recordar que, si tomas, no debes manejar. Lo mejor es quedarte en casa o tomar un taxi con todas las medidas sanitarias, así evitas poner en riesgo tu vida y la de otras personas. Además, está estrictamente prohibido compartir bebidas alcohólicas con menores de edad, pues el alcohol puede afectar a su rendimiento y aprendizaje, su desarrollo verbal y motor, puede disminuir su calidad de sueño y causar depresión o ansiedad a futuro.

Finalmente, te recomendamos cuidar siempre tu salud. El contexto que atravesamos actualmente puede llegar a estresarnos demasiado, por lo que es imprescindible que mantengas saludable tu cuerpo y, sobre todo, tu mente. Procura comer sano, hacer ejercicio, conversar con familiares o amigos, y hacer cosas que te gusten.

Recuerda que la vida, como la cerveza, es mejor un sorbo a la vez.

TOMAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO ES DAÑINO

Fuentes empleadas en este reportaje:

Beer Academy Supply 2021, Backus.

Cultura cervecera, Backus.

Tags

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad